Nuevo León: la brutal disputa de las rutas del tráfico ilegal

sábado, 19 de mayo de 2012
Nuevo León, el estado emblema de la industria y la bonanza económica, se hunde cada día más en la violencia. El domingo pasado hubo un aterrador hallazgo en el municipio de Cadereyta: 49 cadáveres mutilados, descuartizados, inidentificables, y para cerrar la semana se descubren cuatro narcofosas en el municipio de China. Pero la violencia desmesurada no es algo nuevo en una entidad que ha visto, por ejemplo, el incendio intencional del casino Royale o la ejecución a golpes de 44 reos dentro del penal de Apodaca, entre otros homicidios masivos. Analistas de este fenómeno consideran que ello se debe a una reconfiguración de las codiciadas rutas del tráfico ilegal. MONTERREY, NL.- Nuevo León, estado gobernado por el priista Rodrigo Medina de la Cruz, se ha vuelto escenario de las peores matanzas en el país. Apenas el domingo 13 ocurrió la más reciente: en San Juan, municipio de Cadereyta, 49 cuerpos fueron tirados en un paraje a orillas de la carretera. Nadie vio cuando, en la madrugada, fueron arrojados ahí los cadáveres sin cabezas ni extremidades.La ProcuraduríaGeneral de Justicia de Nuevo León supone que los cuerpos fueron transportados en un camión de volteo. Los mutilados de Cadereyta se suman a una cada vez más abultada lista de homicidios masivos en Monterrey y sus municipios conurbados perpetrados durante la administración de Medina de la Cruz: los 51 cadáveres enterrados en las narcofosas halladas en el municipio Benito Juárez; los 21 acribillados en el bar Sabino Gordo, del centro de la capital; los 52 calcinados en el ataque al casino Royale y los 44 internos asesinados en el cereso de Apodaca, de donde en la misma jornada escaparon 37 reos. A esto se agrega el hallazgo, el viernes 18, de cuatro narcofosas en el municipio de China, 120 kilómetros al norte de Monterrey, en los límites con Tamaulipas. Un comunicado de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer este hecho, que se derivó de declaraciones de ocho presuntos miembros del Cártel del Golfo detenidos el jueves 17 en un operativo militar montado luego del hallazgo de los 49 mutilados de Cadereyta. Una fuente cercana a la investigación señaló extraoficialmente que habían hallado un cuerpo calcinado en cada una de las fosas, localizadas a un lado del kilómetro 10 de la carretera que va de China al municipio tamaulipeco de Méndez. No se descartaba que hubiera más restos en cada fosa. Para Aldo Fasci Zuazua, exsecretario de Seguridad Pública de Nuevo León, el incremento de la violencia en la entidad obedece a las disputas por el control de las rutas para el trasiego de mercancía ilícita, donde los cárteles de Sinaloa y del Golfo se aliaron para expulsar a Los Zetas. (Extracto del reportaje que se publica esta semana en la revista Proceso 1855, ya en circulación)

Comentarios