La Marina los "desapareció"... y sigue impune

sábado, 12 de octubre de 2013
Tras denunciar una agresión y la invasión de su propiedad, Armando Humberto fue detenido por personal de la Armada y meses después apareció ejecutado cerca del campamento de los marinos en la comunidad de Colombia, Nuevo León. Su padre, que presenció su detención y conversó con el oficial responsable, teme que la Marina proteja a los asesinos de su hijo, pero se dice dispuesto a exigir justicia hasta donde llegue la ley y le alcance el dinero... Pero la ley no se mueve en ese ni en otros tres casos de desaparición forzada denunciados entre el 29 de julio y el 3 de agosto en aquella región, también atribuidos a marinos. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Armando Humberto del Bosque Gutiérrez guarda celosamente la tarjeta de presentación del capitán Raúl Sánchez Labrada, de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar). Es una de las pruebas con las que ha sostenido su denuncia contra la dependencia, primero por la desaparición forzada de su hijo Armando Humberto del Bosque Villarreal y ahora por su presunta ejecución extrajudicial, ya que los restos del joven se localizaron el jueves 3 de octubre. Esa tarjeta del capitán Sánchez, “operador de Asuntos Civiles, B.O. Colombia, Nuevo León”, Del Bosque Gutiérrez la conserva desde el 3 de agosto, cuando el marino se la entregó como una muestra de su compromiso de liberar a su hijo una vez que fuera interrogado en el campamento que la Armada tiene en la comunidad de Colombia, ubicada en el municipio de Anáhuac y vecina de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Dos horas después el capitán, a quien don Humberto describe como “un hombre blanco, de aproximadamente un metro setenta centímetros y de cuerpo atlético”, negó haber tenido en su poder a su hijo e incluso lo amenazó con su arma cuando él exigió la presentación de Armando Humberto, de 33 años. “Cuando le recordé que yo vi cuando los marinos lo tenían tirado en el suelo con las manos atrás, que vi cuando lo treparon a una camioneta de la Marina, que él fue quien se subió al carro de mi hijo y lo manejó hasta el campamento, porque yo los seguí, y que ahí fue cuando me dio su tarjeta para que lo llamara, levantó su arma, me apuntó y me dijo ‘¿Estás seguro, cabrón? A tu hijo no lo detuve ni lo conozco’. Todo eso lo declaré a la PGR cuando denuncié la desaparición forzada de mi hijo y lo volví a decir cuando localizaron su carro y sus restos. Hasta ahora, que yo sepa, no han llamado a declarar al capitán, temo que lo estén protegiendo”, cuenta Del Bosque en entrevista. El caso de Armando Humberto del Bosque Villarreal fue presentado por el presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), Raymundo Ramos Vázquez, ante varias instancias federales a finales de agosto pasado. Se trata de una de las cuatro desapariciones forzadas atribuidas a miembros de la Marina en la región del 29 de julio al 3 de agosto. Los otros desaparecidos, en Nuevo Laredo, son José de Jesús Martínez Chigo, Diana Laura Hernández Acosta y Raúl David Álvarez Gutiérrez. De ellos no se sabe nada (Proceso 1921). (Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1928, ya en circulación) 

Comentarios