Irma, la indígena mazateca que parió en el patio de un hospital

viernes, 4 de octubre de 2013 · 19:36
OAXACA, Oax. (apro).- Con los dolores del parto encima, Irma llegó al Centro de Salud de Jalapa de Díaz cuando aún era de noche, acompañada de su esposo. La clínica estaba en paro parcial, así que a los pocos que estaban trabajando les dijo que estaba a punto de dar a luz. Las contracciones ya llevaban horas y estaba plenamente dilatada. Los médicos le hicieron algunas preguntas, pero no la atendieron. Después argumentarían que como la indígena mazateca no habla un español perfecto no la comprendieron. O que, como había sido atendida por parteras durante su embarazo, no tenían claro qué estaba pasando. Como fuera, decidieron que no entendían y obviaron lo evidente: la mujer necesitaba ayuda. Irma López Aurelio esperó aún dos horas. Intentó conseguir apoyo de enfermeras y personal administrativo, pero nadie la ingresó. Así que en la madrugada del pasado miércoles, cuando acababa de salir el sol, se fue al jardín del centro de salud, y ahí, sin ayuda, dio a luz a un niño, de 2 kilos 400 gramos. Sólo entonces los socorrieron. La polémica Un ciudadano que estaba en el lugar tomó una imagen de lo que pasaba, justo tras el alumbramiento. Se ve a la mujer en cuclillas, y al niño en el césped, aún unido por el cordón umbilical. Desde su cuenta de Facebook, Eloy Pacheco López explicó: “Tras esperar y exigir atención durante dos horas dio a luz en el patio del nosocomio tras ser ignorada por el personal bajo la dirección del supuesto médico Adrian René Cruz Cabrera” (sic). La imagen fue retomada por el Portal Ruta 35 y comenzó a difundirse en Twitter, donde se multiplicaron los comentarios para reprobar el proceder del personal médico del sanatorio y del secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos. El gobierno del estado, en respuesta, emitió un boletín en el que señala que ordenó “una investigación imparcial y a fondo al personal médico del Centro de Salud de Jalapa de Díaz, a fin de deslindar responsabilidades respecto a la presunta negligencia médica en el proceso de atención de la señora Irma López Aurelio, quien dio a luz a un niño la madrugada de este miércoles 3 de octubre”. Sin embargo, el secretario de Salud intentó que los reflectores voltearan hacia otro lado. Dice el comunicado gubernamental: “Reprobó que este lamentable hecho haya sido utilizado con fines de morbo a través de las redes sociales, lastimando la imagen de la mujer y su hijo en primer término, y en segundo, afectando la imagen de los trabajadores de salud”. La irritación del funcionario aumentaba porque el cibernauta que subió la foto también había agregado en su publicación: “SONDEO: Considera usted que el gobierno del CAMBIO está cumpliendo su ofrecimiento de mejorar el sistema de salud de Oaxaca?” (sic). Las respuestas a la pregunta inducida eran abrumadoramente contra el gobierno. Que sí que no Personal que ha trabajado en el Centro de Salud Rural “C” del municipio ha dado cuenta de las carencias materiales y humanas con las que deben atender a las mujeres que acuden para la atención del parto. En el caso de la clínica rural, ésta no cuenta con suficientes salas de expulsión y frecuentemente escasean medicamentos como la oxitocina, sustancia que se aplica para iniciar o acelerar las concentraciones uterinas. Contrario a esta información, el secretario de Salud informó, a través de un comunicado, que la mujer se presentó al Centro de Salud de Jalapa de Díaz con parto a término y dilatación avanzada, lo que originó la expulsión del bebé antes de que el personal médico la ingresara a las instalaciones de salud para recibir atención. Dijo que el hecho ocurrió “la madrugada de este miércoles 3 de octubre” y no al mediodía como refiere el usuario de Facebook. El problema es que el día 3 de octubre fue jueves. “Lo avanzado del trabajo de parto de la mujer y sumado a la falta de personal nocturno en el Centro de Salud de Jalapa de Díaz provocaron que la madre tuviera a su hijo en condiciones inadecuadas”. Detalló que de acuerdo con el personal de guardia del Centro de Salud de Jalapa de Díaz, la madrugada del miércoles la mujer acudió acompañada de su marido a esa unidad médica para ser atendida, para lo cual recibió indicaciones precisas para prepararse para el alumbramiento, toda vez que presentaba un estado de trabajo de parto muy avanzado. “Desafortunadamente la mujer en su desesperación decidió salir hacia la parte posterior de este espacio, donde finalmente nació su hijo, quien presentó buen estado de salud registrando un peso de 2 kilos 400 gramos y una talla de 48 centímetros”. Por lo pronto, aseguró que el recién nacido y su madre fueron atendidos de inmediato. Al menor se le aplicaron sus vacunas y los procedimientos neonatales, en tanto que la madre recibió los cuidados correspondientes. Posteriormente, en entrevista con Milenio Televisión insistió en que el personal del centro le dijo que esperara “afuera mientras preparaban el servicio”, por lo que se desplazó a la parte de atrás del lugar, pero “cuando salieron a buscarla no la encontraron”. La mujer “tiene problemas de entendimiento del español”, pero “nada de eso es pretexto”, admitió, “aunque sea en las zonas más apartadas del país como en la Sierra Mazateca”. Interrogado sobre un supuesto paro de labores en el centro, admitió que hay suspensión de actividades en algunas unidades, pero destacó que el sindicato ha sido “muy responsable” al cerrar sólo oficinas administrativas y “por ningún motivo” negar la atención a la ciudadanía. Otras investigaciones La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una queja por la presunta violación a los derechos humanos de la indígena mazateca. El organismo indicó que visitadores adjuntos acudieron al lugar para entrevistarse con la agraviada y sus familiares, además de solicitar información a la autoridad involucrada a fin de recopilar evidencia e integrar el expediente. “La CNDH ha reiterado que el derecho a la protección de la salud es un derecho elemental para las personas pertenecientes a un grupo indígena y particularmente para las mujeres en estado de gravidez”, dice el texto. La Comisión de Derechos Humanos de Oaxaca, por su parte, abrió una queja de oficio para investigar si hubo o no negligencia en el caso y pidió información a la Secretaría de Salud del estado, según consignó la agencia EFE. El director de ese organismo, Bernabé Hernández, anunció que mañana viajará personal de la defensoría a esa región, ubicada a unas siete horas de la capital estatal, para ubicar a la mujer y recabar su versión, así como los testimonios de quienes presenciaron los hechos.