Michoacán: Estado fallido, política fallida, mandatario fallido...

martes, 12 de noviembre de 2013
A contracorriente del desconcierto de amplios sectores de la sociedad michoacana, el gobernador Fausto Vallejo dice a Proceso que el “excelente” operativo militar del domingo 3 para controlar las actividades en Lázaro Cárdenas no fue sorpresivo, sino que fue planeado desde 2012. Y mientras el mandatario de las prolongadas ausencias y de la salud quebrantada se regodea con ese aparatoso despliegue policiaco y militar, la oposición en Michoacán exige políticas públicas eficaces y el obispo de Apatzingán denuncia el “estado fallido”.   LÁZARO CÁRDENAS, MICH. (Proceso).- Los michoacanos se sorprendieron cuando militares, marinos y agentes federales irrumpieron en este puerto y tomaron el control de las instalaciones de Aduanas y de la Policía Municipal el domingo 3. Sin embargo, el gobernador Fausto Vallejo Figueroa declaró que no se trató de un “operativo sorpresa”, sino de una medida planeada hace más de un año por los gobiernos municipal, estatal y federal. Según el mandatario, la llegada de refuerzos se esperaba desde 2012, cuando pidió a la federación cuidar las actividades en las aduanas y en el puerto ante la presunción de la entrada de productos ilícitos. E insiste: el cambio de personal de aduanas y del puerto es significativo. –¿Qué opina sobre la toma de Lázaro Cárdenas? –le pregunta el corresponsal. –Excelente. Lo otro, la intervención de la Policía Militar, dice, “la aplaudimos en todo el país, pues se requiere la acreditación y certificación de los uniformados. (En el caso de Morelia) no se les está despidiendo ni sustituyendo. Sólo pedimos que vinieran a certificar y capacitar a los policías municipales; llegaron 144 de los 195 elementos del puerto. “En el momento en que los agentes municipales estén listos, regresarán a ocupar sus funciones. No los estamos despidiendo: se trata de un acuerdo que tuvimos con el presidente municipal de Lázaro Cárdenas (el perredista Arquímides Oseguera Solorio). Estamos en la misma sintonía.” Vallejo confía en que la federación continuará apoyándolo en el resto de los municipios de la entidad. “Es imprescindible certificar a los policías de los 2 mil 244 municipios del país”, insiste. A partir de la toma de Apatzingán por grupos de autodefensa y policías comunitarias el pasado 26 de octubre, el miedo invade a los michoacanos... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1932 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios