"Contra el Viento", de Jallil Lespert

viernes, 15 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Después de haber sido exhibida con éxito en el 33 Foro Internacional de la Cineteca el pasado mes de abril, Contra el viento (“Des Venscontraire”), segundo y más reciente largometraje del director y guionista francés de origen argelino Jalil Lespert, llega a su estreno este viernes 15 de noviembre en el mismo recinto, Cinépolis y Cinemanía para la Muestra Internacional de Cine. El realizador comenzó su carrera como actor a la edad de 19 años al lado de su padre Jean Lespert, en el cortometraje Jeux de plage (“Juego de playa”) de Laurent Cantet. Posteriormente participó en lo que sería la ópera prima del mismo director y la consolidación para el joven actor con Ressources humaines (“Recursos humanos”), mismo que lo llevaría a ganar el premio César al mejor actor revelación. Fue así como aprovechando su éxito se colocó detrás de la cámara y dirigió su primer cortometraje, Coffee and dreams (“Sueños y café”) y De retour (“De regreso”) en 2000 y 2005, respectivamente. En 2007 filma su opera prima 24 mesures, estrenada en el Festival de Venecia. Contra el viento está basado en la novela homónima de Olvier Adam, reconocido escritor de cuentos, novelas y guiones. En ésta última categoría obtuvo varios premios importantes como el Prévert de la Union Guilde des Scénaristes por la película Welcome (“Bienvenido”) en 2009. La cinta narra la transformación que sufre la vida de Paul Anderen (Benoît Magimel), un escritor treintañero cuando su esposa desaparece tras una pelea, abandonándolo a él y a sus dos hijos pequeños. La infructuosa búsqueda, el hombre devastado por el duelo imposible, el dolor, la lujuria y la culpa son algunas de las acertadas características con las que el director logra dotar al personaje para lograr la empatía con el público. El intérprete --quien ya había sido galardonado como mejor actor en el Festival de Cannes en 2001 gracias a su excelente participación en la cinta La pianiste (“La pianista”, de Michael Haneke-- vuelve a sorprender a la audiencia con su entrañable relación padre e hijo. Se resalta la vulnerabilidad del hombre ante estos conflictos de frustración desviando el tema sobre la siempre madre abandonada y centrándose en la crisis masculina. Además de la trama principal, el realizador profundiza en otras temáticas actuales como la inmigración --tema central del siglo XXI-- y la violencia que sufren los extranjeros de países desfavorecidos en el primer mundo, sentando la base para la reflexión acerca de los “ciudadanos de primera” y los “ciudadanos de segunda”. Esta cinta consolida al director con honra en el panorama del cine galo contemporáneo. Además, la participación de actrices de primer nivel como Isabelle Carré --quien anteriormente participó en The Refuge de François Ozon--, Aurore Clément y la chica francesa de moda, Audrey Tautou (Amelie), cierran el bocado de un exquisito manjar que no se pueden perder.

Comentarios