El Pacto por México reventó, pero...

miércoles, 4 de diciembre de 2013
Menos de un año después de haber sido suscrito, en vísperas de la concentración de este domingo 1 en el Zócalo capitalino convocada por Andrés Manuel López Obrador para manifestar su repudio a la reforma energética, el Pacto por México quedó reventado con la salida del PRD. Así, los vaticinios en este sentido desde diferentes sectores políticos se están cumpliendo, aun cuando Jesús Ortega Martínez, expresidente nacional perredista, asegura que el pacto no fue una ocurrencia coyuntural, pues durante años su partido discutió al respecto. E insiste: el pacto es de izquierda, por lo que el PRD cometería un error si permite que la reforma energética la hagan solos el PRI y el PAN.   El 21 de noviembre, en vísperas del XIV Congreso Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) celebrado en Oaxtepec, Jesús Ortega Martínez no tenía duda: ratificaría su pertenencia al Pacto por México, como ocurrió, para mantener la alianza con el gobierno de Enrique Peña Nieto y el Partido Acción Nacional (PAN). Artífice de ese acuerdo firmado un día después de la toma de posesión de Peña Nieto, el 2 de diciembre de 2012, Ortega se regodeaba: “Todos los días los contrarios al Pacto por México publican esquelas y mandan coronas de flores por su muerte, y todos los días se equivocan”. Pero quien se equivocó fue él: el día 28, cuatro días después del aval del PRD, el Pacto por México comenzó su agonía con el arreglo de Peña Nieto con el PAN para aprobar una reforma política “rabona” y una energética que cede el petróleo a particulares nacionales y extranjeros. La marginación del PRD de estas dos reformas la ratificó el propio mandatario, ese mismo día, al renegar del consenso previsto en el Pacto por México: “Somos un país democrático, diverso y plural, en el que todas las voces merecen ser escuchadas, pero como debe ser en democracia, debe privilegiarse aquella voz que tenga mayoría”. Desde Chile, desde donde siguió los acontecimientos –incluido el retiro del PRD de las negociaciones–, Ortega admite que el acuerdo ya está condenado a muerte: “Ateniéndome a la declaración del presidente, el Pacto por México está a punto de ser sacrificado.” Coautor de ese pacto, junto con el priista José Murat, Ortega culpa al presidente del PAN, Gustavo Madero, de anteponer su proyecto de reelección a lo firmado, y a Peña de ceder a presiones extranjeras para aprobar una reforma privatizadora del petróleo. “Le están apuntando a la sien, y todo con el propósito, de unos (los panistas), de resolver sus asuntos internos, y de otros (del gobierno de Peña), de atender presiones extranjeras que un gobierno serio debería soportar.” “No me equivoco en la expresión ‘a punto de ser sacrificado’. ¿Quiénes son los que están con el arma en la sien del pacto? Los que incumplen con el contenido estricto del pacto, los que incumplen su palabra y su firma.” El expresidente del PRD niega que el gobierno de Peña y el PAN hayan “chamaqueado” a su partido. “No, porque sacamos reformas muy importantes. Los chamaqueados serían ellos: Demostrarían su novatez y fragilidad política. Es un error estratégico destruir el pacto”. –Pero logran su objetivo: la reforma energética… –Si eso es así, entonces son pequeños intereses y pequeñas miserias, no los intereses del país. Si lo hacen se verían poco profesionales, sin sentido estratégico. –¿Y eso les importa? –Quién sabe. A lo mejor son reformas sin ningún efecto económico y de gobernabilidad. Sería un triunfo pírrico. –¿Hasta dónde llegará la “izquierda responsable” ante la aprobación de la reforma energética? –Todo recaerá en el marco de la paz, somos una fuerza madura y sensata. Para defender no se necesita ser violento. La marginación del PRD del Pacto por México se produce poco antes de la concentración en el Zócalo a que convocó Andrés Manuel López Obrador, el domingo 1 de diciembre, justamente para oponerse a la privatización del petróleo. –¿Estas circunstancias le están dando la razón a López Obrador? –No le están dando la razón, porque Andrés Manuel no quiere ningún tipo de reforma, ya no digamos energética, no quiere ningún tipo de reforma de ninguna naturaleza. La visión de Andrés Manuel es: yo o el precipicio. Está equivocado. –Hasta Marcelo Ebrard festina la salida del PRD del pacto... –Marcelo debe ser más sensato. El mismo error que están cometiendo los priistas y los panistas lo está cometiendo Marcelo: ver sólo por su interés personal. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1935 de la revista Proceso, actualmente en circulación....

Comentarios