Atorón legislativo: la renta petrolera, en la rebatiña PRI-PAN

sábado, 7 de diciembre de 2013
Marginado el PRD en las últimas semanas de las discusiones  sobre la reforma energética en el Senado, hasta el viernes 6 el verdadero atorón legislativo gravitaba en torno al control de los fondos anuales de la renta petrolera, estimados en más de 80 mil millones de dólares, que enfrenta a las fracciones del PRI y del PAN. Así, mientras los priistas pretenden que el fondo sea inorgánico y no pueda ser fiscalizado a través de la Ley de Entidades Paraestatales, los panistas pugnan por un fondo soberano autónomo, transparente. Ahí está el atorón legislativo. MÉXICO, D.F. (Proceso).- La disputa por la administración y el control de los más de 80 mil millones de dólares anuales de la renta petrolera nacional, la “joya de la corona” de la industria de hidrocarburos se convirtió en el único punto real de desencuentro entre los negociadores del gobierno federal y del PRI y la bancada del PAN. Los legisladores de este último partido encarecieron su apoyo para sacar adelante la reforma energética peñista antes del 15 de diciembre, fecha límite del periodo ordinario de sesiones del Senado. Entrampados en negociaciones a puerta cerrada –durante la semana pasada cancelaron la presentación del predictamen en tres ocasiones –, los representantes del gobierno federal, encabezados por Aurelio Nuño y Humberto Castillejos, así como los asesores del titular de Hacienda, Luis Videgaray, y el senador priista David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía, se resistían a aceptar la propuesta de los panistas, quienes insistían en la creación de un Fondo Soberano de Estabilización y Desarrollo con autonomía técnica  y de gestión que se encargara de administrar la renta petrolera. Según el senador Francisco Domínguez, uno de los cinco negociadores panistas en la Comisión de Energía, mientras su partido quiere que los órganos reguladores sean autónomos, “ellos (los priistas) los quieren desconcentrados. El fondo soberano es la riqueza petrolera. No vamos a permitir que se pierda, como en el sexenio de José López Portillo, tanta y riqueza”. La discusión en torno a si el fondo es autónomo o es administrado por fideicomisos que se radiquen en el Banco de México, está abierta, comentó el panista. El gobierno federal ha propuesto que se haga a través de Hacienda o, en su defecto, por medio de la banca de desarrollo. Hasta el cierre de edición, el viernes 6, los coordinadores del PRI y del PAN, Emilio Gamboa Patrón y Jorge Luis Preciado, respectivamente, advirtieron que en las próximas horas saldría un acuerdo entre ambos partidos para que el predictamen esté listo el domingo 8. “Va a haber predictamen. Ese nuevo mecanismo funcionará como un fondo de ahorro para el país, como el fondo noruego que en estos momentos es uno de los más grandes del mundo”, adelantó Preciado en breve conferencia de prensa. La negociación bipartidista marginó a la bancada del PRD, la tercera fuerza en el Senado. Desde el 28 de noviembre, los perredistas anunciaron su salida del Pacto por México y su ruptura de la negociación de la reforma política electoral, acusando al PRI y al PAN de convertir esos cambios constitucionales en una “moneda de cambio” para acelerar el proceso de dictaminación de la reforma energética. (Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1936, ya en circulación)

Comentarios