La Ley del Deporte, al gusto de Vázquez Raña

Pareciera que el Senado le hizo la tarea al Tibio Muñoz. El diputado priista había promovido durante meses la iniciativa de una nueva ley del deporte en la que la Codeme quedara completamente marginada; no había logrado que avanzara y el periodo ordinario de sesiones está por concluir. Pero de pronto la Cámara de Senadores aprueba una ley que tiene todos los elementos gratos al exnadador (y por ende a Mario Vázquez Raña) y la turna a San Lázaro, donde lo más seguro es que el PRI la valide sin problemas. MÉXICO, D.F. (Proceso).- La nueva ley del deporte aprobada por el Senado el martes 9 excluye a la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade). Además, de acuerdo con la Carta Olímpica y los estatutos de la FIFA, el deporte de México podría quedar marginado de las competencias internacionales por la injerencia gubernamental en las federaciones deportivas nacionales. El pleno del Senado aprobó (con 96 votos a favor, dos en contra y seis abstenciones) una iniciativa de ley diferente a la que fue publicada en la Gaceta Parlamentaria el pasado 5 de febrero, y el miércoles 10 la turnó a la Cámara de Diputados. Los cambios más significativos en la nueva versión de la Ley General de Cultura Física y Deporte (LGCFD) son la exclusión de la Codeme del Sinade y la creación del Consejo de Vigilancia Electoral Deportiva (Coved), un órgano que dependerá de la gubernamental Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte para vigilar los procesos electorales de las federaciones deportivas y cuyos integrantes serán designados por la Junta Directiva de la Conade. Con los ajustes que hicieron los senadores de la Comisión de Juventud y Deporte, la nueva ley es casi un espejo de la que desde octubre pasado promueve en la Cámara de Diputados el priista Felipe Tibio Muñoz, quien ha buscado la eliminación de la Codeme, presidida por Alonso Pérez. El miércoles 10, Muñoz pidió a los diputados de la Comisión de Juventud y Deporte que votaran la minuta de manera “urgente y rapidito”, lo que provocó el enfado de los legisladores de los otros partidos, quienes han trabajado seis meses en otro proyecto de ley (Proceso 1884) que ahora El Tibio ignora. La iniciativa de Muñoz estaba atorada en San Lázaro y se antojaba imposible tenerla lista antes del 30 de abril, cuando concluye el periodo ordinario de sesiones. En la reunión del miércoles 10 en la Comisión de Juventud y Deporte, Muñoz convocó a una sesión extraordinaria para el lunes 15 con el tema de la nueva ley como único punto del orden del día y pidió a sus compañeros que la aprueben “como viene” a fin de turnar de inmediato el dictamen al pleno para su votación. Muñoz –quien presidió la Codeme de 1994 a 2000, después de lo cual fue inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública por malos manejos administrativos– se atrevió a decirles a los legisladores que tendrían que aprobar la minuta “rapidito” porque así “se había acordado en la Junta de Coordinación Política”. De acuerdo con información recabada por este semanario, los diputados Alejandro Larrazábal, del PAN, y Gerardo Villanueva, de Movimiento Ciudadano, se comunicaron con sus coordinadores para constatar lo dicho por Muñoz. Resultó ser “mentira”. Los legisladores de otros partidos se sorprendieron por el cambio radical y los argumentos de Muñoz. Se desató una discusión porque no están de acuerdo en aprobar de forma apresurada la ley que emana del Senado. “Se nos está sorprendiendo con una minuta cuando estamos en plena discusión de nuestra propia iniciativa que se supone se iba a meter desde la Cámara de Diputados; al menos así nos lo hizo pensar el diputado Muñoz. Felipe admitió que ni conoce esa minuta pero dio la instrucción de que había que aprobarla ‘rapidito’. Al final se trató de una vacilada. Nuestro trabajo también cuenta. Estábamos esperando la revisión preliminar desde hace dos semanas y ahora resulta que ya llegó la minuta del Senado que Muñoz la ve con prioridad mayor”, se queja Villanueva en entrevista con Proceso. En su afán por persuadir a los dipu­tados, Muñoz declaró que los cambios a la ley servirían “para ajustar la estructura de la Conade y de esa forma aplicar mejor el presupuesto”. Villanueva lo increpó: “No nos trates de sorprender. El presupuesto lo aprobamos nosotros y ya está en ejercicio. Además no se vale que digas que la sesión del lunes es para discutir y en su caso dictaminar, cuando sin leerla la van a aprobar. No es lo que habíamos acordado”. El legislador narra: “Le dije a los dipu­tados del PRI: ‘Si permiten que los traten así, allá ustedes; nosotros (de los otros partidos) no’”. Cuenta que “en corto”, Muñoz amenazó: “Esta ley va porque va”. Indignado, el legislador de Movimiento Ciudadano le respondió: “No quisiera estar en tus zapatos. ¿Quién te está tronando los dedos? Voy a hacer uso de mi derecho de impugnar el procedimiento”, le advirtió. El Tibio, según refiere, guardó silencio. Villanueva dice estar convencido de que en la aprobación de los cambios a la LGCFD el PRI va con todo, puesto que la minuta que mandó el Senado ya incluye “los elementos” del proyecto de Muñoz, y aunque explica que el resto de los partidos de la Comisión de Juventud y Deporte (PRD, PT y PAN) asumieron una postura contraria a esa ley, sostiene que los priistas van a aprobarla por mayoría, “como acostumbran... y hasta sin leerla”. “Es la iniciativa Mena”, asevera Gerardo Villanueva. –¿Detrás de Mena está la mano de Vázquez Raña? –se le pregunta. –Es parte de la cadena. No me gustaría ofenderlo pero es obvio. Finalmente ahí está.   Injerencia gubernamental   El senador panista Daniel Gabriel Ávila, uno de los cuatro integrantes de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado, explica a este semanario que se eliminó a la Codeme de la Ley del Deporte para evitar la duplicidad de funciones entre ésta y la Conade, argumento similar al que suelen esgrimir Jesús Mena y Felipe Muñoz. –¿Por qué la iniciativa original de la Ley del Deporte del Senado sí consideró a la Codeme y ahora se revierte el proyecto inicial? –Después de la iniciativa hubo reuniones de varios senadores en la propia Comisión de Juventud y Deporte y fueron muchas las voces que nos refirieron ese punto de vista. El senador no especificó quiénes ni ofreció nombres de las personas que señalaron la importancia de ese cambio. –¿Jesús Mena, Felipe Muñoz o Mario Vázquez Raña les sugirieron dejar fuera a la Codeme? –No. En el caso de Felipe Muñoz nunca he hablado con él. Es más, ni lo conozco, mucho menos a Vázquez Raña. Sí escuchamos propuestas de la Conade respecto a algunos cambios realizados, las cuales se centraron en la transparencia y la rendición de cuentas de los institutos de deporte de los estados para que informen al Congreso de la Unión de los presupuestos y recursos que reciben y cómo los están gastando. –¿Ha leído la Carta Olímpica? ¿La conoce usted? –La desconozco. ¿Por...? –Entre otras cosas, impide la injerencia gubernamental en las federaciones deportivas nacionales. –¿Por qué habrá injerencia del gobierno? –De acuerdo con la nueva ley, le corresponderá al Coved vigilar los procesos electorales de las federaciones. –En el dictamen que aprobamos no dice textualmente que la Conade verá todas las elecciones de las federaciones. –Para entenderlo, ¿quién va a organizar las elecciones? –Las debe organizar la propia federación.­ –¿Y quién les dará validez a los procesos electorales de estas federaciones? –La Conade. –¿Y la Conade no depende del gobierno? –Sí depende del gobierno... el texto del dictamen que aprobamos fue muy minucioso y lógicamente tratamos de no caer en ese juego entre los pleitos que hay entre la Conade y la Codeme, que vienen de muchos años atrás. Ávila se limita a enumerar otras modificaciones, como el hecho de que el Comité Paralímpico Mexicano formará parte del Sinade, lo mismo que el Poder Legislativo, para que senadores y diputados conozcan “de cerca el desarrollo de la cultura física y el deporte, además de evaluar los resultados deportivos”. El panista también presume que fue creada una Comisión Especial Contra la Violencia en el Deporte (artículo 139), encargada de elaborar y conducir las políticas generales al respecto. Pero la Ley General de Cultura Física y Deporte, vigente, ya prevé en su artículo 137 la existencia de esa comisión. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1902 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios