Perdiendo la fe

jueves, 4 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Los mexicanos van perdiendo la fe en la Iglesia católica: 4.1% de la población del país mayor de cinco años abandonó las filas del catolicismo en la última década (2000-2010), una deserción equivalente a la observada en 30 años (1970-2000) según el censo de Población y Vivienda 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Según datos de ese censo, 74.6 millones de mexicanos se declaraban católicos en 2000. Para 2010 la cifra creció en términos absolutos: 84.2 millones, pero en comparación con el total de la población mayor de cinco años (94.3 millones en 2010), implicó una disminución de 4.1%. Por el contrario, la proporción de evangélicos y protestantes subió 2.4% en la última década: pasó de 4.4 millones en 2000 a 7.6 millones en 2010, equivalente a 7.7% del total de la población. El porcentaje de las personas que se declararon sin religión también creció, aunque muy poco: de 3 millones en 2000 aumentó a 4 millones 660 mil en 2010 (4.9% de la población total). Pese a ello 72% de los mexicanos confía en la Iglesia católica, según la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas (Encup, elaborada por el Inegi y la Secretaría de Gobernación), realizada en 2012, y el sondeo sobre confianza en las instituciones, efectuada por Mitofsky el pasado agosto. La Iglesia ocupaba la primera posición de las instituciones más confiables del país en 2008. Bajó al segundo lugar en 2012, detrás de los médicos, según la Encup, y de las universidades, según Mitofsky. La encuesta de Mitofsky calcula que los universitarios confían menos en la institución religiosa mientras que las personas que acabaron sus estudios de secundaria son los que más crédito le otorgan. También destaca que la proporción de entrevistados que contestaron tener “poca o nula” confianza en la Iglesia católica pasó de 10.7% en 2008 a 14.5% en 2012. El estudio Panorama de las religiones en México, publicado por el Inegi en 2010, sostiene que tres cuartas partes de la población indígena mexicana son católicos. El informe destaca que Zacatecas es el estado con mayor proporción de católicos: 94.4% de la población. En Chiapas sólo 59.5% de la población se declara católica. En Quintana Roo la proporción de católicos cayó 8.6% en la última década, mientras que la de personas “sin religión” creció 3.7%. Es este estado donde reside el mayor número de personas sin religión (13% de la población). (Mathieu Tourliere)

Comentarios