Amat Escalante y la cruda imagen de México, en Cannes

Habla para Proceso, Amat Escalante, único iberoamericano en pos de la Palma de Oro con su película Heli –sobre la guerra de los cárteles, la violencia y la corrupción en nuestro país–, que se presentó el pasado 16 de mayo en el Festival de Cannes. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Amat Escalante es el único mexicano que ha mostrado toda su filmografía en el Festival de Cine de Cannes, Francia, el más importante del mundo, y cuyas películas allá siempre han creado discusión y shock. Ahora, en la edición 66 de este encuentro cinematográfico en la Riviera Francesa, Escalante es también el único iberoamericano que concursa por la Palma de Oro, en la sección oficial, con su filme Heli, y de los más jóvenes (34 años) de los 20 realizadores que compiten en esta área. Se enfrentará a realizadores muy prestigiados, como Roman Polanski, Joel y Ethan Coen, Steven Soderbergh, Alexander Payne y Paolo Sorrentino, entre otros. Y más aún, el director del jurado es Steven Spielberg. Desde Cannes, antes de la proyección de Heli, se le pregunta vía correo electrónico, cuál es su sentir al concursar con cineastas famosos, y expone que le ayudará mucho al largometraje estrenarse dentro de esa plataforma y a lado de esos directores que ha admirado a través de los años: “Las películas de los setenta de Polanski para mí son muy importantes y me inspiraron mucho. Es uno de los cineastas más importantes que existen. Analizando la historia del festival me doy cuenta de que decenas de filmes que para mí han sido muy importantes han sido seleccionados aquí, y ahora ser parte de esa historia es algo que me enorgullece enormemente.” Heli, sobre la guerra de los cárteles mexicanos y la violencia y corrupción en México, se proyectó en Cannes la tarde del pasado 16 de mayo, y los asistentes (la mayoría periodistas) al final se quedaron en silencio e impactados, según las crónicas de los especialistas. “Dos escenas le arrancaron gritos ahogados al público. Una cuando muestra un acto de maldad contra un cachorro, la otra, cuando se ve la brutal tortura a un adolescente por parte de niños.” Algunos espectadores se salieron en plena proyección (“fue simplemente demasiado”). Para algunos periodistas, “Heli, como era de esperarse, es una cinta que no hace concesiones. En tema de violencia, lo muestra todo, incluyendo las torturas más crueles y escalofriantes en un México que parece haber sido absorbido por la droga. Tampoco faltan imágenes de decapitados y cuerpos colgando de los puentes”. En la conferencia de prensa del festival, un reportero le dijo a Escalante que la violencia presentada en Heli le hizo cancelar un viaje previsto a México. Fragmento de la entrevista que se publica en la edición 1907 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios