El asesor Naranjo contradice a Peña: la guerra contra el narco es cosa del pasado...

martes, 28 de mayo de 2013
En una declaración que contradice la naturaleza belicista del reciente despliegue militar en Michoacán, el general colombiano Óscar Naranjo, asesor del presidente Peña Nieto, sostiene que la guerra contra el narcotráfico y su lógica de muerte son parte del pasado. En entrevista exclusiva con Proceso, afirma que el mandatario busca un paradigma que privilegie el respeto a los derechos humanos y asegura que los homicidios ligados al crimen organizado han disminuido. BOGOTÁ (Proceso).- El general colombiano Óscar Naranjo Trujillo, asesor de seguridad del presidente de México, Enrique Peña Nieto, considera que las críticas a Felipe Calderón por su guerra contra el narcotráfico “parecen tener sentido” a la luz de los casi 100 mil muertos y desaparecidos y por la violencia que su sexenio dejó en el país. Por ello, dice el exjefe de la Policía Nacional de Colombia (PNC), el primer cambio de paradigma en la estrategia de seguridad del gobierno de Peña Nieto es conceptual. Sentencia: La “guerra” es parte del pasado. Hoy, la política de seguridad pública en México tiene como propósito fundamental “proteger la vida de los ciudadanos en el marco de esa política, no en el de una denominada ‘guerra’”, explica a Proceso. “La guerra sólo produce antagonismos y una lógica de muerte”, insiste, por lo que el nuevo gobierno mexicano “es consciente de que una política de seguridad pública no puede limitarse a señalar a un delincuente como un enemigo a aniquilar; de hacerlo, corre el riesgo de que éste conteste: ‘Antes de que me maten, yo mato’”. –A pesar del cambio de estrategia la violencia continúa. ¿Cuándo va a ver la sociedad mexicana una reducción en la violencia? –se le pregunta. –En primer lugar, los informes mensuales indican una reducción de los homicidios vinculados al crimen organizado. –¿Han disminuido las ejecuciones? –Sí, especialmente las vinculadas al crimen organizado. No obstante es prematuro señalar si (la tendencia) será consistente a mediano y largo plazos. –Pero eso no lo percibe el ciudadano… –Evidentemente. Es temprano para hacer una evaluación definitiva. Fragmento de la entrevista que se publica en la edición 1908 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios