Boletas 2006: la ONU falla contra Proceso

sábado, 24 de agosto de 2013
Luego de siete años de litigio en México y el extranjero, las boletas de la cuestionada elección presidencial de 2006 podrán ser destruidas. La ONU puso fin a la controversia sobre el acceso a la paquetería electoral utilizada en los comicios que llevaron a Felipe Calderón, de manera por demás dudosa, a ocupar Los Pinos hasta diciembre pasado. MÉXICO, D.F. (Proceso).- El Comité de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, avaló al sistema electoral mexicano y su negativa a dar acceso a la información que se utiliza para la elaboración de las actas electorales. El pasado 18 de julio, la ONU resolvió a favor del Estado mexicano la queja que presentó la revista Proceso como último recurso para conocer la manera en que se computó aquella elección, resuelta por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a favor de Calderón con una diferencia de apenas el 0.58% de los votos. La posición del organismo internacional fue notificada el jueves 22 a Graciela Rodríguez Manzo, abogada del semanario y presidenta de Litiga, organización de defensa jurídica estratégica de derechos humanos. Desde el 28 de julio de 2006, cuando el resultado de la jornada del día 2 aún era una incertidumbre, este semanario solicitó el acceso a las boletas, incluidas las de los votos nulos y las sobrantes e inutilizadas, al amparo del derecho a la información previsto en la Constitución mexicana y en el derecho internacional. El Instituto Federal Electoral (IFE), el TEPJF y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) demoraron dos años para negar el acceso e insistir en que lo único accesible eran las actas que reflejan el conteo de los votos. Su argumento común fue que no se trataba de un tema de acceso a la información, sino uno de índole estrictamente electoral, reservado a los partidos políticos, tal y como está previsto en el sistema mexicano, aunque desde un principio el IFE aludió a la seguridad del Estado. (Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1921, ya en circulación)

Comentarios