La maraña de Oceanografía, conectada al poder político

martes, 18 de marzo de 2014
Oceanografía es una fuente inagotable de suciedad. Empresarios de todo nivel, políticos del más alto vuelo y sus familiares están vinculados con esta joya que el foxismo y el panismo alimentaron, protegieron. Cada día que pasa se clarifican más los lazos con Francisco Gil Díaz, Pedro Aspe y hasta con el hijo de Ernesto Zedillo,­ entre otros. Y ya se abre un nuevo capítulo en esta historia de podredumbre: La lucha por ocupar el espacio que deja la gran proveedora de Pemex ya comenzó. MÉXICO, D.F. (Proceso).- La madeja de complicidades en torno a Oceanografía incluye un entramado de empresas y políticos construido por uno de sus accionistas, Martín Díaz Álvarez. Esta red toca a su tío, el exsecretario de Hacienda Francisco Gil Díaz, a políticos y a empresarios relacionados con la industria del petróleo. De cada uno de los accionistas que participan en Oceanografía –los hermanos Yáñez Osuna, Martín Díaz Álvarez, los hermanos Óscar y Javier Rodríguez Borgio, Oliver Fernández Mena y Alberto Duarte Martínez– surgen hebras que los entrelazan financieramente con personajes tan conocidos como Pedro Aspe, secretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, o Ernesto Zedillo Velasco, hijo del hombre que gobernó México entre 1994 y 2000. No es el único lazo: todos se relacionan con empresas petroleras que ansían ocupar el privilegiado lugar que Oceanografía dejará en Pemex. El pasado 10 de febrero, al comparecer ante el Congreso de la Unión, Emilio Lozoya Austin, director de Pemex, y Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República, revelaron algunos datos de la indagatoria PGR/SEIDO/AC/UEIORPIFAM/74/2013. Enunciaron, por ejemplo, que la investigación inició “entre junio y julio de 2013”, y que el gobierno ya controla los recursos financieros de Caja Libertad, una de las involucradas en el fraude y en presunto lavado de dinero.   El ten percent   Personas allegadas a la investigación detallan que el detonante de la averiguación contra Oceanografía fueron las pretensiones de Caja Libertad de convertirse en banco... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1950 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios