... Y la repesca por los derechos de transmisión

domingo, 23 de marzo de 2014
El combate para transmitir en México los grandes encuentros deportivos se intensificó después de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones prohibió a Televisa contratar en exclusiva competiciones de talla mundial. Fox Sports, ESPN y los portales de internet ya mueven sus piezas para reacomodarse e intentar sacar una mayor tajada de este multimillonario mercado. La gran beneficiada, sin embargo, puede ser TV Azteca, a la que el gobierno le abrió una ventana para convertirse en la nueva mandamás. MÉXICO, D.F. (Proceso).- El periodista deportivo José Ramón Fernández, Joserra, se queja de que desde hace 60 años Televisa ejerce el control del futbol profesional en el país. Asegura que esta práctica se extiende a los Mundiales de futbol (incluidos los realizados en México, en 1970 y 1986) y a los Juegos Olímpicos. Quien fue director general de Deportes de TV Azteca y titular del tradicional programa DeporTV durante 33 años, hasta su despido, dice a Proceso que la prohibición de transmitir en exclusiva certámenes deportivos “relevantes” abre la posibilidad de que otras cadenas de televisión obtengan mayores cuotas de mercado. El comentarista, que actualmente conduce el programa Los Capitanes del canal de televisión por cable ESPN, adelanta que la empresa para la que trabaja está interesada en transmitir la Copa del Mundo Brasil 2014 en su versión en español, aunado a que ya tiene los derechos del encuentro en inglés, válidos para Estados Unidos. Según Fernández, ESPN no intentará hacerse de “un gran paquete, pero sí de una buena cantidad de partidos de futbol importantes del Mundial para competir con la televisión de paga”. La negociación se hará con la compañía que tenga los derechos de exclusividad. Si hay que hacerlo con Televisa, dice, “deberá compartir la transmisión y deberá incluir los partidos de la Selección mexicana, a la que no podrá extirpar de la negociación. Tendrá que decir: ‘Tengo un paquete de 64 juegos e incluye a la Selección mexicana, semifinales, finales’”. A la empresa de Azcárraga la observa “agazapada, a la espera de tramitar un amparo o hacer alguna triquiñuela. Está intentando darle la vuelta a la decisión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), pero es innegable que si la norma sale antes del Mundial podrán acercarse empresas a Televisa y solicitarle el servicio”, máxime que la regulación también aplica a empresas cableras o filiales de Grupo Televisa, como Sky y Cablevisión. Fernández, quien fue vicepresidente deportivo de TV Azteca en 1996 e integró el consejo directivo del consorcio de Ricardo Salinas Pliego hasta su cese en 2007, detalla la forma en que opera la empresa de Azcárraga: “Televisa compra los derechos de la Selección nacional y a su vez los revende a TV Azteca. Ambas televisoras iban a partes iguales en los desembolsos, a 50%, pero en el momento en que entró Sky, a mediados de los noventa, Televisa dividió el pago de estos derechos en tres partes iguales de 33%”. Explica que el duopolio Televisa-TV Azteca carece de espacios para transmitir los 64 partidos del calendario mundialista. A ello se suma el desinterés de los espectadores, en virtud de que al público sólo le interesan los juegos de la Selección de México, la ceremonia inaugural, las semifinales y la final. “Televisa desvía el resto de los partidos para Sky en televisión digital. Ningún canal de televisión abierta dedica las 24 horas del día al futbol; sólo Sky”, a la que acusa de tener predominancia absoluta en el sistema de televisión satelital, ya que Televisa está enviando a esa empresa todos los partidos internacionales y del futbol mexicano. Fernández advierte que, al no ser declarado agente económico preponderante, TV Azteca puede asumir el papel de Televisa al adquirir, en lo sucesivo, los derechos en exclusiva de encuentros deportivos de repercusión internacional. Fernández anticipa que ESPN no participará en la licitación por uno de los dos canales de TV abierta. “La cadena es muy grande en Estados Unidos; en México ha crecido, pero no para competir aún en televisión abierta”. Desde el martes 11, Proceso solicitó entrevistas por separado con el director senior de producción de ESPN México, Armando Benítez, así como con el vicepresidente de Programación y Producción de Fox Sports, Óscar Gómez. El primero condicionó la entrevista al envío de un cuestionario. Un día después le indicó a su asistente, Ximena Insúa, que había leído las preguntas y que no pretendía responderlas. Gómez, por su parte, fijó una hora para la charla. Repentinamente su secretaria, Jessica Pliego, dijo que “el asunto de su jefe” lo llevaría Guadalupe Lucero, de quien no supo dar referencias. Dijo que Lucero establecería contacto con el reportero, quien se comunicó a los dos edificios de la televisora en el Distrito Federal. En ambos casos la respuesta fue la misma: “No hay ninguna persona registrada con ese nombre”. Los otros actores El viernes 7, cuando Televisa anunció que ya había sido notificada de la declaratoria de “agente preponderante en radiodifusión”, Fox Sports dio la orden a sus productores de prohibir a los comentaristas, cronistas y analistas referirse al tema, máxime que el asunto implica al Grupo Carso –de Carlos Slim–, uno de sus socios comerciales. Además de transmitir los juegos del equipo León –copropiedad de Carlos Slim– en la Liga Mx, Fox Sports también obtuvo de la empresa del mexicano los derechos para transmitir los recientes Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014, así como de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016. Más aún: el emporio de Slim inundó a esta televisora con anuncios de su empresa. Este semanario solicitó la posición de Sky –el sistema de televisión satelital propiedad de Televisa– respecto de la resolución de IFT. Fuentes de la empresa respondieron que todavía revisan “la extensa resolución de la autoridad”, al tiempo que se desmarcaron del consorcio de Azcárraga Jean: “Además, en el caso de Sky, dado que cuenta con accionistas distintos a Grupo Televisa, necesitaríamos tener una posición conjunta con ellos antes de ofrecer una respuesta a sus preguntas. Una vez que ocurra lo anterior esperamos contestar gustosamente su cuestionario”. Proceso turnó el temario a la referida empresa. Ahí se le pide dimensionar el impacto y alcance de la resolución del IFT, si Sky está en condiciones de negociar los derechos de exclusividad del próximo Mundial con los canales de la competencia, además de la manera en la que defenderán sus derechos de transmisión ante la autoridad. El próximo 31 de mayo, 12 días antes del inicio del mundial brasileño, el IFT debe publicar la lista de “contenidos audiovisuales relevantes” que los agentes preponderantes no podrán transmitir en exclusiva. El IFT también definirá si la regla tendrá validez para los contratos firmados por Televisa para esa copa, y para los signados por América Móvil, la empresa de Carlos Slim, dueña de los derechos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. El 22 de marzo de 2013, Slim, a través de América Móvil, anunció la compra de los derechos de exclusividad de los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 y los de Río de Janeiro, por los que supuestamente pagó 110 millones de dólares, según fuentes extraoficiales. Hasta antes del dictamen del IFT, esto habría obligado a empresas como Televisa y TV Azteca a negociar directamente con el magnate los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos de Río, como ya lo hicieron las cableras Fox Sports y ESPN. Historia tensa En diciembre pasado tuvo lugar un episodio de la pugna entre Carlos Slim y Emilio Azcárraga. En esa ocasión se desató la polémica por los derechos de transmisión de la final Apertura 2013 entre el León (de Slim y Jesús Martínez) y el América (Televisa). El León cedió los derechos de transmisión de sus partidos como local a Fox Sports –incluido el de la final. La empresa de Azcárraga echó mano de una “consulta popular” y para ello utilizó al director editorial de Televisa Deportes, Javier Alarcón, quien el pasado 9 de enero recurrió a una serie de editoriales para pedir que el club copropiedad de Slim pasara la señal a la televisión abierta. “La afición no merece una situación como ésta”, dijo. El 12 de diciembre pasado, Grupo Carso, por conducto de Arturo Elías Ayub, yerno de Slim y director de Alianzas Estratégicas de Telmex, fijó la posición del emporio: el León no negociaría con las televisoras abiertas los derechos de transmisión del juego de ida de la final. Asentó que respetarían el contrato de exclusividad signado con Fox Sports, que “compró los derechos (para) toda la temporada y sería injusto que llegando la final no los tuviera”. Este conflicto comenzó a principios de 2013. TV Azteca le ofreció un contrato al León para transmitir sus juegos, pero no llegaron a un acuerdo. Así que el equipo guanajuatense vendió a Fox Sports los derechos para que difundiera sus partidos de local, por un total de 5 millones de dólares. El club se adjudicó otros 6 millones de dólares por la cesión de los derechos a Telemundo para programar sus juegos en Estados Unidos. Además, le otorgó permisos al portal Mediotiempo, a UnoTV –el canal de tv restringida de Slim– y a Viva Sport, de MVS. En contraste, la televisora de Salinas Pliego sólo estaba dispuesta a desembolsar 3 millones de dólares, monto similar al que pagaba a Estudiantes Tecos, que dejó su plaza en la Primera División al conjunto esmeralda. En la guerra entre las televisoras, Televisa tiene en primera línea de batalla a sus canales satelitales, Sky y TDN, ya que, con excepción de la Bundesliga (el torneo alemán), entre ambas plataformas se distribuyen los principales torneos del mundo: TDN le arrebató a ESPN la liga de España, transmisión que comparte con Sky; la Ligue 1 (primera división francesa), la Liga Mx, la Selección mexicana, la Copa Alemana y la Copa de Francia. TDN también posee la exclusividad de los torneos FIFA, que incluyen los mundiales en todas sus categorías, así como eliminatorias y la Copa América. Fox Sports perdió los derechos de uno de los trofeos más preciados, la Liga Premier de Inglaterra, después de tenerla en exclusiva durante más de 13 años. Desde 2013, Sky es el transmisor exclusivo por las siguientes tres temporadas para México, Centroamérica y Sudamérica. En las pantallas de Sky también se transmiten la FA Cup y Capital One –otros torneos del futbol inglés–, mientras que Fox Sports conserva la Serie A, el principal torneo de Italia; la Liga de Campeones, la Copa Libertadores, Copa Sudamericana, la Concachampions y el Mundial de Clubes. En 2012, Sky ofreció contenidos exclusivos, los cuales incluyeron los Juegos Olímpicos Londres 2012, la Liga Mx, Liga Española –incluyendo la Copa del Rey–, la NFL Sunday Ticket, NBA, el beisbol de Grandes Ligas, NHL, WTA, corridas de toros desde España, competencias mundiales de equitación, maratones, la Diamond League de atletismo, maratón de Berlín, XFL, la Copa Capital One, la Copa Mundial Rolex de salto ecuestre, la cobertura de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), torneos ATP & TT de tenis y la Liga Europea de Basquetbol. En el presente año, ESPN tiene la exclusividad de toda la Bundesliga, cuya competición atrajo los reflectores por la llegada al banquillo del Bayer Munich del entrenador español Pep Guardiola (ex Barcelona). Los torneos de Portugal, Holanda y Argentina también son transmitidos por la televisora estadunidense.

Comentarios