Reprobada por la ONU, la iniciativa sobre el fuero militar

miércoles, 26 de marzo de 2014
Sometido a discretos pero fuertes jaloneos en la Comisión de Justicia del Senado, el paquete de reformas a las leyes de orden militar se encuentra congelado, sobre todo por las marcadas divergencias en lo relativo al fuero de las fuerzas castrenses. La principal de ellas tiene que ver con los derechos humanos: Algunos legisladores, organismos no gubernamentales y el Alto Comisionado de la ONU en la materia rechazan aspectos cruciales de la iniciativa del Ejecutivo, pues la consideran lesiva para los ciudadanos. En cambio, sectores políticos y castrenses la defienden aunque conlleve impunidad por delitos y violaciones a los derechos humanos cometidas por militares. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Una intensa y soterrada disputa en el seno de la Comisión de Justicia del Senado por las reformas al Código de Justicia Militar y otras leyes secundarias se agudizó recientemente, sobre todo en lo relativo al pretendido fuero militar, uno de los aspectos dictaminados en forma negativa tras una evaluación dentro del marco del Examen Periódico Universal (EPU) elaborada recientemente por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, ante la representación del gobierno de Enrique Peña Nieto. Las organizaciones defensoras de los derechos humanos encabezadas por el Alto Comisionado en la materia (ONU-DH) rechazan la redacción propuesta por la iniciativa del Código de Justicia Militar: Consideran que los alcances del fuero militar, tal como fue plasmado, permitirán la impunidad de elementos castrenses en las violaciones contra civiles, cuyas denuncias se han incrementado a raíz de la participación del Ejército y la Secretaría de Marina en el combate al crimen organizado. A su vez, Marina se ha mostrado muy reticente a incorporar la recomendación de la ONU-DH sobre el fuero militar, apoyándose velada o abiertamente en los sectores más cercanos a las Fuerzas Armadas dentro de las bancadas del PRI, el PAN y el PRD. De acuerdo con informes proporcionados a Proceso, dentro de la Comisión de Justicia, presidida por el panista Roberto Gil Zuarth, se “congeló” el intento de aprobar sin mayor discusión el paquete de justicia militar, después de que trataron de hacerlo fast track el pasado 6 de marzo. La eventual parálisis legislativa, según las fuentes consultadas, se acentuó por la fractura del grupo panista liderado por Ernesto Cordero a raíz del escándalo de Oceanografía, y por la intención del gobierno federal de “no hacer demasiadas olas” mientras estuviera en curso la evaluación en Ginebra del Estado mexicano en materia de derechos humanos... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1951 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios