Los Gallos Blancos, manchados de negro

Amado Yáñez es la persona que posee más equipos de futbol en México. Y también es el principal accionista de Oceanografía, la empresa vinculada a los hijos de Marta Sahagún e investigada por la PGR. Hoy sale a la luz una sarta de irregularidades en uno de sus equipos de futbol –los Gallos Blancos de Querétaro, de Primera División– que van de probable lavado de dinero a tráfico de influencias y fraudes en perjuicio de los jugadores y de otros trabajadores, lo mismo que de la Secretaría de Hacienda. Queda pendiente lo que hará al respecto la Femexfut. QUERÉTARO (Proceso).- La bomba llamada Gallos Blancos de Querétaro finalmente le estalló a la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), organismo que pese a los antecedentes poco claros del empresario Amado Yáñez le permitió competir con ese equipo en la Primera División, con otro en la Liga de Ascenso y dos más en Segunda. Amado Yáñez Osuna y la empresa Oceanografía S. A. de C. V., de la cual es el mayor accionista, están bajo investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) por fraude y lavado de dinero, luego de que el banco Citigroup, con sede en Nueva York, revelara pérdidas por 360 millones de dólares prestados a dicha compañía a través de Banamex, su subsidiaria en México, a cambio de una garantía que no existe. La PGR tomó el control de la empresa por conducto del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes y abrió una averiguación previa contra Martín Díaz Álvarez, segundo accionista en importancia de Oceanografía, quien presuntamente lavó dinero proveniente de la venta de hidrocarburos “ordeñados” por el crimen organizado. “La investigación en curso apunta a que Díaz Álvarez, junto con otros empresarios, opera una red de gasolineras, principalmente en la zona del Bajío, que tiene como proveedores a cárteles del crimen y empleados de Pemex dedicados al robo y ordeña de gasolina. Las compañías con las que relacionan al empresario son Grupo Kamerum S. A. de C. V. y Grupo Queroli S. A. de C. V., que serían parte del Grupo Gasolinero Mexicano, el cual presumiblemente blanquea sus ganancias en una firma dedicada al préstamo prendario en Querétaro”, publicó el diario Reforma el pasado 13 de febrero. La compañía referida es Libertad Servicios Financieros, el principal patrocinador de Gallos Blancos. Ahí la directiva depositaba parte del salario de los jugadores, cuerpo técnico y personal administrativo, que desde hace más de un mes no recibe su sueldo. En entrevista con Proceso Adrián García Arias, exfutbolista que jugó 19 años en nueve equipos mexicanos –ocho de Primera División–, revela que Amado Yáñez se convirtió en el dueño del equipo queretano a fines de 2012 –y no a partir de 2013, según el dicho del presidente de la LigaMX, Decio de María–, cuando él todavía estaba activo. Confirma que la mayor parte del salario de los jugadores, alrededor de 75%, lo reciben en efectivo en sobres cerrados que los directivos les entregan en los hoteles donde el equipo se concentra o en las oficinas del club. El resto se les deposita en cuentas de la empresa Libertad Servicios Financieros o Caja Libertad. (Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1949, ya en circulación)

Comentarios