Videgaray y su mundo feliz

sábado, 10 de mayo de 2014
Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, está demasiado ocupado propagando sus buenas noticias como para hacerle caso a los mejores economistas de México y del mundo: se afana en copar los espacios mediáticos para anunciar entre otras cosas que no estamos en recesión y que nuestro crecimiento económico es sólido y constante. No importa que el Banco de México, el Inegi y analistas privados digan lo contrario y cada día ajusten a la baja los indicadores relativos a la economía mexicana. MÉXICO, D.F. (Proceso).- El magro desempeño de la economía en los primeros meses del año –como lo muestran los principales indicadores macroeconómicos–, ha obligado a instituciones financieras y a grupos privados de análisis, nacionales e internacionales, a revisar continuamente a la baja sus proyecciones de crecimiento económico para México en 2014. Y todas, ya muy por debajo del 3.9% de incremento del Producto Interno Bruto (PIB) que estimó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a fines del año pasado y del cual no se ha movido. Apenas el lunes pasado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) bajó a 3.4% su previsión de crecimiento económico, desde el 3.8% que había mantenido desde principios de enero. El Banco Mundial ha sido más drástico: de 3.9% que calculaba en enero, ha bajado su pronóstico a 3%. El Fondo Monetario Internacional, que nunca le creyó a la SHCP su proyección de 3.9%, se ha mantenido a lo largo del año con la idea de que la economía mexicana no crecerá este 2014 más de 3%. En suma: si Hacienda mantiene todavía su pronóstico de 3.9% de crecimiento del PIB para todo el año, puede inferirse que esos organismos internacionales nomás no le creen a la dependencia que comanda Luis Videgaray Caso. (Fragmento del reportaje principal que se publica en Proceso 1958, ya en circulación)

Comentarios