Washington revisa con lupa la guerra de Calderón

miércoles, 21 de mayo de 2014
A poco más de un año del fin del sexenio de Felipe Calderón –el mandatario que inició una guerra interminable y costosa (en vidas) contra los cárteles del narcotráfico–, Washington muestra signos de desconfianza y desesperación. El gobierno estadunidense transfirió muchos millones de dólares al gobierno mexicano, vía la Iniciativa Mérida, y no encuentra resultados satisfactorios. Al contrario. En consecuencia, el Departamento de Estado, a través de su embajada en México, tiene bajo revisión rigurosa las acciones de la guerra calderonista y cada centavo invertido en ella. MÉXICO, D.F. (Proceso).- En diciembre de 2006 el entonces presidente Felipe Calderón inició su “guerra contra el narcotráfico” con el envío a Michoacán –su tierra natal– de 4 mil 200 soldados, mil 54 marinos, mil 400 policías federales, 50 agentes del Ministerio Público y decenas de vehículos­ y aeronaves. La administración del panista concluyó hace 18 meses y el país sigue incendiado por la violencia desatada con su guerra. Especialmente en Michoacán, donde la paz, la seguridad y el combate al crimen organizado siguen siendo una deuda del gobierno hacia la población. Y en Estados Unidos han surgido dudas sobre los verdaderos resultados de la guerra de Calderón –que le costó la vida a más de 80 mil personas– y la eficacia en el uso de mil 100 millones de dólares gastados el sexenio pasado, de los mil 900 aprobados para la Iniciativa Mérida. A principios de este año Washington, por medio de la Sección de Asuntos Antinarcóticos (NAS, por sus siglas en inglés) de su embajada de México y según los acuerdos de la Iniciativa Mérida, logró que el gobierno de Enrique Peña Nieto iniciara una revisión de resultados de la “guerra” del sexenio pasado y de la autenticidad de esos mismos resultados. La NAS es el área de la embajada encargada de coordinar todos los proyectos comprendidos en el presupuesto de la Iniciativa Mérida. “Proporciona (...) equipo, asistencia técnica y creación de capacidades al personal de procuración de justicia y judicial mexicano”, según información oficial. De acuerdo con información confirmada por Proceso con fuentes del gobierno mexicano relacionadas con la investigación, la revisión es exhaustiva y se lleva a cabo en coordinación con la Procuraduría General de la República. La Iniciativa Mérida fue acordada en marzo de 2007 por Felipe Calderón con el entonces presidente estadunidense George Bush para apoyar económicamente al gobierno de México en la supuesta cruzada contra los cárteles de la droga. Según información oficial del gobierno estadunidense, de los mil 120 millones de dólares destinados a la Iniciativa Mérida en el gobierno calderonista, 400 millones fueron entregados a México en 2008, 300 en 2009 y 420 más mediante la Ley de Aportaciones Suplementarias firmada por Barack Obama en 2009.

Hoy la utilidad de esos recursos está sujeta a revisión. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1959 de la revista Proceso actualmente en circulación.

Comentarios