El duopolio, tras las nuevas cadenas de TV

sábado, 24 de mayo de 2014
Dos grandes grupos cercanos a Televisa y TV Azteca van cobrando forma como postoras en la licitación de las dos nuevas cadenas de televisión abierta en tecnología digital. Todo indica que son sociedades que, encabezadas por Mac Multimedia y Grupo Lauman, cuentan con el apoyo y la participación del duopolio televisivo, y también con la anuencia presidencial, pues algunos de los integrantes de este clan mediático-empresarial mantienen estrechas relaciones con Enrique Peña Nieto.  MÉXICO, D.F. (Proceso).- Dos grandes agrupaciones se van configurando como postoras de la licitación de las nuevas cadenas de televisión abierta en tecnología digital durante el presente gobierno: la encabezada por el Grupo Mac Multimedia, de la familia mexiquense Maccise –en sociedad con PRISA y el poderoso empresario del transporte Roberto Alcántara–, y el Grupo Lauman –dirigido por Manuel Arroyo, propietario de El Financiero y la empresa Comtelcast–, asociado a Bloomberg. En ambos casos se trata de inversionistas cercanos a las dos grandes televisoras –Televisa y TV Azteca– y al equipo político del Estado de México que llegó al poder con Enrique Peña Nieto. Versiones extraoficiales indican que se pueden fusionar o incorporar a la tercera corporación que ha mantenido su interés en las dos cadenas: el Grupo Imagen, de Olegario Vázquez Raña, propietario desde 2007 de Canal 28 y de Excélsior. La señal más reciente de la formación de un fuerte clan mediático-empresarial con origen en el Estado de México fue la alianza de Roberto Alcántara Rojas –de Inversiones en Autotransportes Mexicanos (Iamsa) y de la línea aérea VivaAerobús– con Grupo PRISA, de Juan Luis Cebrián. Alcántara Rojas, expropietario del Bancrecer e interesado también en la licitación de los trenes de pasajeros (México-Toluca, México-Querétaro, y Transpeninsular), se suma a la agrupación constituida por la familia Maccise y  PRISA. No es la primera vez que Alcántara y los Maccise han hecho alianzas para adquirir medios. En 2008, tras la salida de Luis Enrique Mercado de la dirección de El Economista, Alcántara Rojas y Anuar Maccise Dib intentaron comprar el periódico. Perdieron ante Jorge Nacer, presidente de Universidad ICEL, quien invirtió 310 millones de pesos. El despegue de la familia Maccise ha sido muy claro en los últimos cinco años, y en especial durante el gobierno federal de Enrique Peña Nieto. El heredero de la dinastía, Luis Maccise Uribe, fue compañero de aventuras y de escuela de Luis Enrique Miranda Nava, actual subsecretario de Gobernación y uno de lo hombres más cercanos al primer mandatario. Peña Nieto es compadre tanto de Maccise como de Miranda. En el curso del gobierno de Peña Nieto en el Estado de México, Maccise Uribe fue delegado de la Cruz Roja. La administración de Eruviel Ávila lo nombró presidente de la Junta de Asistencia Privada. En agosto de 2013 anunció una sociedad de “intercambio de contenidos” con el español Grupo PRISA. A esta alianza se adhirió el periódico Reporte Índigo, dirigido por Ramón Alberto Garza. El enlace en esta red fue también Antonio Navalón, periodista español nacionalizado mexicano que trabajó para PRISA y cercano a su actual director Juan Luis Cebrián. Tanto Maccise como  PRISA son socios de Grupo Televisa en diversos negocios. El empresario mexiquense participa desde 2012 como consejero independiente en la firma Genoma Labb, emporio de “productos milagro”, suplementos alimenticios y artículos de belleza donde Azcárraga Jean también es accionista. A su vez, PRISA es socio en la división radiofónica de Televisa. (Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1960, ya en circulación)

Comentarios