Regala el gobierno a la IP información privilegiada

martes, 6 de mayo de 2014
La información es poder, pero parece que el gobierno federal y Pemex nunca escucharon ese lugar común: mediante un mecanismo llamado Ronda Cero entregaron todos los datos sobre la adjudicación de áreas de exploración y explotación de hidrocarburos. La iniciativa privada está feliz y pide más. En contraparte, la indignación entre los legisladores de oposición crece. “Nosotros hicimos toda la investigación, con recursos públicos, y vienen las empresas privadas a explotarlo”, denuncia el perredista Luis Sánchez. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Mes y medio antes de que el Ejecutivo federal enviara al Congreso el paquete de leyes secundarias de la reforma energética, Pemex entregó todos los datos sobre la adjudicación de áreas de exploración y explotación en los campos de producción a la Secretaría de Energía (que a su vez los hará llegar a la iniciativa privada), en un procedimiento conocido como Ronda Cero. De esa manera, el gobierno de Peña Nieto evitó que la principal paraestatal del país recibiera contraprestaciones que le tendría que pagar el Estado. Los beneficiarios serán los inversionistas privados, nacionales y extranjeros. Así lo advirtieron los senadores Manuel Bartlett, del PT, y Dolores Padierna y Luis Sánchez, vicecoordinadores del PRD, desde antes del 21 de marzo, cuando se cumplió el plazo para que Pemex presentara la información de la Ronda Cero. Los legisladores de la izquierda demandaron que se suspendiera el plazo e incluso argumentaron que el procedimiento violaba la Constitución. En un punto de acuerdo enviado el 13 de marzo a la Mesa Directiva del Senado –que fue “congelado” en comisiones– Bartlett argumentó que “al celebrarse la Ronda Cero sin la aprobación de las leyes secundarias no habrá mecanismos legales para que Pemex reciba las contraprestaciones que le tendría que pagar el Estado y no tendrá el modelo administrativo ni legal definido, lo que provocaría el debilitamiento y no su fortalecimiento, como lo plantea la reforma energética”. El senador por Puebla advirtió que realizar la Ronda Cero sin legislación secundaria “provocaría situaciones indeseables, como la entrega de las reservas a la explotación de las empresas particulares, que se verían beneficiadas con la transferencia de recursos que la nación ha invertido en exploración. Además, esto despertaría grandes sospechas de corrupción, como las evidenciadas recientemente”, en referencia a Oceanografía. En el mismo sentido, Dolores Padierna aseveró en rueda de prensa que la Ronda Cero es una paradoja, porque “Pemex tendrá que demostrar que puede hacer lo que durante 75 años ha podido hacer: explorar campos petroleros y extraer petróleo”. Padierna advirtió que, de acuerdo con su información, Pemex renunciaría a 300 campos de producción ya explorados, entre ellos los de Chicontepec. A su vez, Luis Sánchez indicó que “seguramente” le van a quitar a Pemex gran parte de los pozos petroleros y de la extracción del gas que hoy tiene. “La preocupación no son sólo las reservas probadas, sino las probables, que ya sabemos que están ahí. Por ejemplo, la millonaria inversión que ha hecho Pemex en esta zona que se llama Cinturón Plegado Perdido, donde se han perforado pozos a más de 5 mil metros de profundidad, donde sabemos que hay una reserva petrolera... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1957 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios