El Cártel de Sinaloa, listo para el relevo

sábado, 14 de junio de 2014
La inquietud que ha despertado en las autoridades y en los medios la posible muerte de El Azul, uno de los líderes históricos del Cártel de Sinaloa, no tiene eco en los dominios de esta organización delictiva. Tanto sus mandos como la población saben que Sinaloa, particularmente el municipio de Badiraguato, ha producido suficientes capos para relevar a quien sea, eso sí, a su modo. Todo indica que ya está listo el que viene y se llama Héctor Román. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Ismael El Mayo Zambada es el hombre más importante en el organigrama del Cártel de Sinaloa. El presunto deceso de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, no ha sido confirmado oficialmente, pero la versión, sumada a la reciente detención de Joaquín Guzmán Loera El Chapo, sacudió nuevamente a la aún poderosa organización delictiva. El anuncio evidenció a otra pieza clave del también llamado Cártel del Pacífico, quien mantuvo un perfil aún más bajo que el acostumbrado por Esparragoza Moreno. Se trata de Héctor Román, quien maneja la franja serrana que inicia antes de llegar al poblado de La Tuna –que fuera dominio de Guzmán Loera–, en el municipio de Badiraguato, Sinaloa, y llega hasta la colindancia con Guadalupe y Calvo, en Chihuahua. Román pertenece a la misma generación y goza de un poder comparable con el de El Azul, El Chapo y El Mayo. No se mete con nadie y nadie se mete con él. Tras la detención de Guzmán Loera, la madrugada del 22 febrero, la DEA señaló como su probable sucesor en el mando de la organización a Dámaso López Jr. El Mini Lic, líder del grupo de sicarios Los Ántrax. Sólo que en Sinaloa se manejaba que el relevo era el padre del nominado por la agencia estadunidense: Dámaso López, El Licenciado, quien en 2001 renunció a su cargo como jefe de seguridad del penal de Puente Grande, tras dejar éste en condiciones favorables para la fuga de El Chapo. El Licenciado se convirtió en operador y compadre de Guzmán Loera... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1963 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios