La leyenda de El Azul: vivo o muerto... en el misterio

sábado, 14 de junio de 2014
Si se confirman las versiones periodísticas, envueltas en la bruma, de que Juan José Esparragoza murió de un infarto, el capo apodado El Azul habría muerto como vivió y operó en su calidad de uno de los líderes del Cártel de Sinaloa: ajeno a los reflectores, entre las sombras, en el misterio. Al respecto, el gobierno mexicano admite que está desinformado, mientras que las agencias estadunidenses afirman estar obligadas al silencio. Una fuente policiaca mexicana revela que antes de 2012, cuando emitió medidas contra la familia de El Azul, el gobierno de Estados Unidos trató de negociar su entrega en algún punto de la frontera, para evitar que las autoridades de México lo asesinaran… MÉXICO, D.F. (Proceso).- La supuesta muerte de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, por un paro cardiaco, abona a la leyenda del considerado “padrino de padrinos” del narcotráfico en México ante el declarado desconocimiento del gobierno de Enrique Peña Nieto. La tarde del pasado domingo 8, el semanario Ríodoce, de Culiacán, Sinaloa, informó del presunto deceso del narcotraficante cuando convalecía de un accidente automovilístico. El medio citó “fuentes policiacas extraoficiales y personas cercanas a la familia del narcotraficante”. Horas después, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo no saber nada de nada. Poco más tarde, en Ciudad Victoria, Tamaulipas, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reiteró la posición oficial durante una conferencia de prensa. "En cuanto se tenga alguna información correcta y que tenga el sustento correspondiente lo daremos a conocer”. Pero en Culiacán se mantuvo la versión del fallecimiento. El martes, el miércoles y el jueves se realizaron misas en memoria del señor “José Moreno” en la parroquia Espíritu Santo, en la colonia Las Quintas. Se trata del mismo barrio donde abundan casas atribuidas a narcotraficantes... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1963 de la revista Proceso, que empieza a circular este fin de semana.

Comentarios