Edomex: El Operativo Seguridad, tan brutal como inútil

MÉXICO, D.F. (Proceso).- El uso de la inteligencia policial y militar anunciada por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como recurso principal del Operativo Seguridad Mexiquense (OSM), iniciado hace dos meses, terminó en un mero despliegue disuasivo. Más de 4 mil soldados, marinos, policías federales y del Estado de México fueron desplegados para detener a quien se pueda.

En sólo dos meses las fuerzas federales y estatales retuvieron a 579 mil 461 personas, pero sólo 5 mil 871, que equivalen a 1.01%, fueron remitidas al Ministerio Público como probables responsables de algún delito, desde robo a transeúnte hasta delincuencia organizada.­

Como su antecesor, el gobierno de Enrique Peña Nieto insiste en que la inteligencia estratégica es la base de su actuación contra la delincuencia, pero en el OSM los uniformados han detenido y asegurado lo que se han encontrado en patrullajes y retenes.

Aunque la acción desbordada de la delincuencia organizada en el Estado de México fue la que obligó a la intervención federal a finales de marzo, el operativo sólo ha dado con uno que otro jefe de grupo local. Lejos está de haber ido en contra de los mandos de los cárteles que operan en la entidad, de sus estructuras financieras y sus redes de protección política, gubernamental y social...

Fragmento del reportaje que se publica en la edició 1963 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios