Corrupción multimillonaria en la Fundación Jenkins

martes, 1 de julio de 2014

El ente caritativo que cuenta con más fondos en México, la Fundación Mary Street Jenkins, se halla en el centro de un escándalo de corrupción y presunto lavado de dinero con implicaciones en las instituciones que patrocina, entre ellas la Universidad de las Américas en el estado de Puebla. El motivo es un conflicto entre los miembros del patronato de la fundación, la propia familia Jenkins, que se encuentra enfrentada con el primogénito, quien a su vez acusa a su madre, su padre y sus hermanos de enriquecerse ilegalmente a costa del organismo de beneficencia.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Una trama de corrupción, tráfico de influencias, compra de justicia y otras ilegalidades sacude a la Fundación Mary Street Jenkins, la institución de caridad más rica de México con casi 10 mil millones de pesos de patrimonio y patrocinadora de una de las principales escuelas privadas del país: la Universidad de las Américas.

Se trata de una disputa de poder y de dinero entre los integrantes del patronato de la fundación, la propia familia Jenkins: padre, madre y hermanos enfrentados con el primogénito, quien los acusa de enriquecerse ilegalmente a costa de la institución de beneficencia.

“Éste ya no es sólo un asunto familiar, es un tema público”, advierte Guillermo Jenkins de Landa, el primogénito de la familia, quien revela que un personaje clave en el conflicto es el rector de la Universidad de las Américas (Udla), el panista Luis Ernesto Derbez, canciller en el gobierno de Vicente Fox...

Fragmentos del reportaje que se publica en la edición 1965 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios