La degradación del PAN empezó con Calderón

miércoles, 20 de agosto de 2014

El videoescándalo de los legisladores panistas en Puerto Vallarta, Jalisco, no pasa de ser un incidente que sólo sirvió para recrudecer las hostilidades entre dos corrientes del PAN: las de Felipe Calderón –quien se dijo escandalizado por la degradación alcanzada por aquéllos – y Gustavo Madero. Pero Juan José Rodríguez Prats –que pugna por rescatar de la crisis a su organización política– achaca por igual a ambos personajes la responsabilidad de la corrupción que tiene ahogado a su partido.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Desdibujada su identidad, sometido al gobierno de Enrique Peña Nieto y de escándalo en escándalo, como el más reciente que derivó en la destitución de Luis Alberto Villarreal como coordinador de los diputados federales, el Partido Acción Nacional (PAN) llegará a los 75 años de su fundación, el próximo septiembre, en la peor crisis de su historia.

En su interior ya nadie duda del avanzado deterioro del partido y hasta Felipe Calderón, reinstalado en México, fue categórico al observar –triste y avergonzado, según él– este “proceso de degradación y descomposición moral y de corrupción, que no sé qué límite pueda tener”.

Pero si la corrupción es el emblema del PAN de Gustavo Madero, lo es también de Calderón, quien desde el gobierno federal impuso a presidentes y a candidatos de ese partido y se presume solapó la deshonestidad de altos servidores públicos, acusan militantes panistas... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1972 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios