El comisionado Castillo, acusado de "legalizar a criminales" y filtrar videos

sábado, 9 de agosto de 2014
Guillermo Valencia, el expresidente municipal de Tepalcatepec, admite en entrevista que participó en reuniones con líderes de la delincuencia organizada. Pero afirma que lo hizo obligado, igual que otros funcionarios, cuyas quejas no fueron escuchadas por las autoridades estatales ni por las federales. Ahora, denuncia, el comisionado federal Alfredo Castillo usa los videos de esas reuniones y el poder de las Fuerzas Rurales –formadas por pistoleros de Los Templarios– para someter a la clase política e imponer a sus candidatos en la elección del próximo año.  MÉXICO, D.F. (Proceso).- Ante los escándalos provocados recientemente por los videos en que aparecen personajes de la política michoacana con los jefes de Los Caballeros Templarios, el expresidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, acusa al comisionado Alfredo Castillo de haber filtrado ese material a los medios como un mecanismo de “terrorismo gubernamental” para someter a los políticos de todos los partidos en el estado. A principios de este año se acusó a Valencia de haber asistido a una reunión con Servando Gómez, La Tuta –cabecilla de la citada organización delictiva– celebrada en 2011 y a la que asistió Jesús Reyna, supuestamente a fin de  recibir dinero para la campaña de Fausto Vallejo, de la cual era coordinador. Valencia huyó a Estados Unidos después de recibir amenazas del crimen organizado y por temor a represalias del gobierno federal. Entrevistado en un viaje que hizo a la Ciudad de México, el exlíder juvenil del PRI en Michoacán niega una vez más que esté vinculado con Los Caballeros Templarios. Dice que el señalamiento proviene de los hermanos Uriel Farías, El Paisa, y Juan José Farías, El Abuelo –integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)–, con quienes el comisionado Castillo negoció el control de Michoacán. En la versión de Valencia, Castillo y el CJNG impondrán a los candidatos para las próximas elecciones locales a través de las Fuerzas Rurales, como lo hicieron Los Caballeros Templarios en 2011, cuando ganó el priista Vallejo. Con base en cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la reportera Anabel Hernández publicó que en el primer semestre de este año crecieron hasta en 50% delitos como robo de auto, secuestro, robo de auto con violencia y extorsión, si se les compara con los datos de 2011, el peor del sexenio de Felipe Calderón en materia de seguridad (Proceso 1970) El exalcalde de Tepalcatepec advierte que, en efecto, la violencia y el poder del crimen organizado en Michoacán no han disminuido como afirma el gobierno federal a través de Castillo. “Lo que está pasando en Michoacán es un circo. Lo están utilizando para desviar la atención del país, de lo que ocurre en el Congreso”, señala en alusión a las recientes reformas (energética y de telecomunicaciones) aprobadas por la mayoría del PRI y del PAN. (Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1971, ya en circulación)

Comentarios