Navarrete a Cárdenas: sea usted nuestro líder moral

sábado, 13 de septiembre de 2014
Exultante por su triunfo rumbo a la presidencia nacional del PRD, Carlos Navarrete asegura a Proceso que exigirá resultados a Enrique Peña Nieto y adelanta que ofrecerá a Cuauhtémoc Cárdenas una especie de “liderazgo moral”. En contraste, otros destacados integrantes de esa organización política consideran que los resultados del reciente proceso electoral interno se dieron gracias a un desaseo “brutal” en el que intervinieron el PRI, el PAN y el Partido Verde. El hecho de que el perredismo dominante mantenga una estrecha colaboración con Acción Nacional y con el partido en el poder, advierten, provocará un éxodo de sus filas… MÉXICO, D.F. (Proceso).- Confiado en que durante el Consejo Nacional del PRD que se realizará el próximo 5 de octubre será elegido presidente de ese partido, Carlos Navarrete Ruiz adelanta a Proceso que su primera propuesta será que Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano asuma un supra-liderazgo del perredismo, es decir, que funja como “líder moral”. En contraparte, René Bejarano, miembro de Izquierda Democrática Nacional (IDN) y uno de los representantes del Frente Amplio de Izquierda (FAI) en la interlocución con Cárdenas, a quien todavía buscan impulsar para que encabece el partido, replica: “Para empezar, no creo que el ingeniero se preste a ser monigote de nadie. En segundo lugar, él es una persona que tiene definiciones muy claras en política; una de ellas es que se opone a las alianzas con el PAN, y ha sido muy consistente en esa postura, por poner un solo ejemplo. Por ende, en el momento en que la dirección real pacte la alianza con el PAN, obviamente el ingeniero no va a compartir esa línea; va a desconocerla, a oponerse o a pronunciarse en contra.” A su vez, Carlos Navarrete, quien fue entrevistado en sus oficinas de la colonia Roma, donde exhibe dos muros repletos de fotografías de líderes de la izquierda latinoamericana y de los presidentes del PRD –entre los que por cierto no figuran ni Andrés Manuel López Obrador ni Rosario Robles–,explica que el supra-liderazgo consistiría en que el Consejo Nacional encomendara a Cárdenas ciertas tareas, a propuesta del nuevo dirigente nacional del partido. –¿Qué tareas serían? –se le pregunta. –En primer lugar, que siga encabezando la lucha por la defensa de los energéticos de los mexicanos. Que siga encabezando la exigencia de que se realice una consulta popular en julio de 2015, y después de lograr la consulta, que encabece la campaña del PRD para llamar a los mexicanos a decir “no” a las reformas constitucionales en materia energética. “Segundo: Creo que el PRD le debería encomendar al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas un encargo mayor: reconstruir la unidad de las izquierdas en el país; abrir el diálogo con las organizaciones sociales, obreras, campesinas, profesionales, de jóvenes… reconstruir el diálogo entre perredistas… reconstruir la unidad de las izquierdas. No será una tarea sencilla ni de corto plazo, pero hay que empezarla”. (Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 1976, ya en circulación)  

Comentarios