Cerati, "corazón incendiario" del rock en español

jueves, 4 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Rockanroleros, empresarios y periodistas de la música y el espectáculo mexicanos lamentaron la muerte de Gustavo Cerati y resaltaron sus atributos como el crack argentino del rock y voz cantante de Soda Stereo. Entrevistados por Apro, lamentaron su deceso y recordaron las canciones con las que trajo el boom del rock en español y que influyeron en su obra musical. “Cuando pase el temblor”, “Persiana americana”, “Nada personal” y “De música ligera” se cantaron “por toda la república azteca a finales de siglo”, recordó el promotor sinaloense Alfonso Vázquez Oliva, alias Poncho Varitas, quien abrió en La Paz, Baja California Sur el club Las Varitas Classic Bar en 1983. “Justamente el grupo local Somos interpretó covers de aquella súper banda argentina Soda Stereo en ‘Las Varitas’ desde 1986. Y esas rolas excepcionales siguieron triunfando con Somos por años posteriores al llamado ‘Eclipse del Siglo’ (julio de 1990), incluso después de que inauguramos Las Varitas Rock & Bar en Cabo San Lucas.” Precisamente en ese legendario espacio de rock peninsular, Poncho Varitas planea rendir próximamente un homenaje a Gustavo Cerati “por ser uno de los rockanroleros más creativos del planeta y porque me han estado solicitando hacerle un tributo vía Facebook”. De paso por México, Varitas dijo que Soda Stereo “fue de las primeras bandas con alta fidelidad que se presentó en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, cuando el gobierno permitió las tocadas prohibidas desde el Festival de Rock de Ruedas Avándaro 1971. Por eso debemos agradecer a Soda Stereo que abriera las puertas al rock en tu idioma”. Nostálgico, tararea: “Ella durmió al calor de las masas y yo desperté queriendo soñarla. Algún tiempo atrás pensé en escribirle y nunca sorteé las trampas del amor. De aquel amor de música ligera, nada nos libra, nada más queda. No le enviaré cenizas de rosas, ni pienso evitar un roce secreto…” La voz del rock latino Eduardo Barajas, promotor que en los años ochenta abrió el legendario antro “LUCC” (La Última Carcajada de la Cumbancha), en la esquina de avenida Insurgentes Sur y la calle Perpetua en la Ciudad de México, dijo: “Gustavo Cerati se convirtió en la voz del rock latino. Le agregó una identidad nuestra a la industria anglosajona del rock. Fue uno de los precursores de este género en América Latina y de clase óptima. Proyectó una nueva forma de sentir el rock con particularidades regionales. Su propuesta lírica y musical fue de innegable aportación personal para el mundo latinoamericano de este ritmo”. En su opinión, Soda Stereo fue un grupo pionero en muchos sentidos: “Planteaba una poesía juvenil fundamental marcando el inicio de una visión y nueva etapa, donde Cerati vino a brindarle un gran refresco a la industria del rock extranjero en inglés que había saturado posibilidades. Fue de los que guiaron el cambio y por Soda Stereo, el rock del mundo nunca volvió a ser igual.” Xavier Hernández Chelito,del diario La Jornada, consideró que con la partida de Cerati “se quedó una guitarra afinada y muchas palabras por decir. Esto y mucho más es Gustavo Cerati”. En entrevista, recuerda el talento de la estrella argentina: “ Encantaba la forma en que decía sus letras, obtuvo unas armonías y melodías nada usuales y logró un sonido que sobresalía sobre los textos en sí. En México, su obra influyó en diferentes conjuntos musicales, pero nadie refleja esos motivos pues en el fondo creo que ninguno de los grupos de rock pudo captar su esencia, porque poseía magnos sonidos tan particulares, muy de sí mismo”. El especialista musical destacó que la música del vocalista de Soda Stereo influenció en grupos como Los amantes de Lola y otros que grabaron para las disqueras con Producciones Rock en tu Idioma, cuyos cabezas eran, la mayoría, argentinos. La intensidad de su existencia Carlos Martínez Rentería, editor de la revista juvenil Generación, afirmó que Cerati no sólo es un referente obligado del rock en español,  sino una clave para entender toda una época de convivencia musical. Su música, dijo, provocó “experiencias iniciales de dos y hasta tres generaciones que lo escuchamos en nuestros reventones de éxtasis etílico musicales cuando íbamos a la universidad. Finalmente, también su vida se convirtió en un referente del exceso, de la intensidad de la vida. Creo que la enfermedad de Cerati, esta terrible agonía que sufrió, corresponde con la intensidad de su existencia”. Martínez Rentaría consideró que “de nada sirve la vida si no la arriesgamos. Y él la arriesgó, fue consecuente para al fin descansar en el más allá de los roqueros. Mis rolas favoritas de Soda Stereo son las más clásicas que bailamos al refogón de pachangas estudiantiles.” Corazón incendiario del rock “La pérdida de Cerati es de máxima importancia dado que encarna la transición entre la gran tradición del rock clásico latinoamericano hacia la música de vanguardia y sinfónica sin precedentes”, apuntó el músico y poeta del rock nacional Benjamín Anaya, del conjunto Restos Humanos. “Su manera de componer en la guitarra y tocar la eléctrica reflejaba un elevado conocimiento de la armonía que expandía con efectos de loops y delays para una percepción única y distintiva, con textos de sello fuera de serie y una letrística muy propia. Encarnaban múltiples capas de significación, contribuyendo a una senso-percepción hipnótica del texto”, describió. Sin pudor, expresó: “¡Me sé todas sus rolas!, pero básicamente Disco eterno, La ciudad de la Furia, Un misil en mi placard o Signos son mis emblemas”. Rafael Catana, del movimiento de poetas infrarrealistas opinó: “Creo que el legado de Gustavo Cerati es bien importante, en el sentido de poder latinizar el rock y darle un lenguaje diferente en los significados de las letras y de cómo convertir un lenguaje anglosajón a uno latino. Y eso es padrísimo, pues conforma una herencia maravillosa para el arte”. El rockanrolero rupestre describió como “psicodélicas” las letras de Gustavo Cerati, “pero no en el sentido de las drogas, sino de la vida, por formar parte de una generación que le tocó sobrevivir a la represión en Argentina de mediados de los setentas”. Recordó que los 19 años, con la herencia de Charly García y de León Gieco, el vocalista de Soda Stereo asumió la responsabilidad creativa de integrar esa banda. “Trabajó con el marplatense Carlos Salomar, el productor guitarrista de David Bowie. Aquel primer disco de Soda Stereo es una maravilla producto del post punk y de la música latinoamericana, al punto de ser un aporte bailable… Cerati y Soda pudieron entrar a todas las casas en América Latina”. --¿Cómo era Cerati, el guitarrista? --Maravilloso, porque además innova un lenguaje guitarrístico bien importante; no trabaja con patrones determinados o de pedaleras, sino que construye su propio sonido. Eso es lo trascendente en un guitarrista, desarrollar técnicas y sonoridades personales. “Gustavo Cerati es un corazón incendiario y es demasiado triste su adiós, pero qué bueno que está en paz ahora. De cualquier modo nos seguiremos queriendo con él por siempre.” Jehova Villa, artífice del grupo mexicano La prodigiosa maquinita de soñar un poco, comentó que la partida de Cerati es muy significativa para América Latina. “Se trata de uno de los compositores de rock más trascendentes. Magnífico guitarrista, conjugó unos ensambles con la guitarra maravillosos conforme lo escuchamos en su increíble último disco CD”. Fuerza natural Iris Bringas, cantante y compositora de Marte en Cero, dijo que Gustavo Cerati “es para la música latinoamericana y el rock mundial una de las más grandiosas figuras. En mi caso, es una de las influencias amorosas y más destacadas que pudiera tener bosquejos en mi trabajo artístico”. Sin duda, dijo, ya es un legado y una leyenda. Y, quizá como muchos de sus admiradores, ella se sorprendió con la noticia de su muerte. “Sinceramente yo creía, como muchos mexicanos en la música y en el rock, que el gran mago Cerati regresaría del otro mundo como todo un héroe mitológico, tarde o temprano”. --¿Qué le agrada como compositor, guitarrista y voz? --Me gusta la claridad que tiene para escribir su música y letras. Haciendo alusión al último disco que es “Fuerza natural”, me encanta la fortaleza sexual que poseen sus líricas y esa mística que a través de su obra y estilo original se desencadenaba en aquel CD hasta cierto punto premonitorio. La compositora destacó la magia de Cerati en la guitarra: “Fue un guitarrista soberbio. Ese hombre nació con la guitarra en la mano, bien pudo haber arañado o rasgado de sonidos lúdicos a su mami levemente al nacer, porque el cuate tenía la guitarrita pegada a su cuerpo y a su alma titánica. Era un cantante fabuloso, una voz súper cálida y mega expresiva con un registro que supo expresar en dimensiones sin límite. ¿Mis canciones favoritas suyas? Fuerza natural, Cosas imposibles y Puente”. Jorge Velasco, bajista del grupo Real de Catorce y autor del Canto de la Tribu, consideró que “todos los músicos en México lamentamos la tremenda noticia del maestro Gustavo Cerati. Sabíamos que iba a ser difícil su recuperación y hoy lo lloramos. Se ha ido un gran representante del rock en español que marcó toda una época. No nos queda más que seguir esa enorme música suya que tanto nos alimentó y formó”. Y, con la fraternidad de los músicos, envió “un gigantesco abrazo a todos los roqueros del mundo por esta pérdida innombrable de un sol de la música argentina. Si no era la gran voz, el maestro Cerati sí comunicaba mucho al continente latinoamericano con su fraseo fresco y garganta llena de intensidad contagiosa.” El crack del rock argentino Gustavo Cerati nació en Buenos Aires, el 11 de agosto de 1959. El 15 de mayo de 2010 padeció un accidente cerebrovascular isquémico que lo dejó en estado de coma. Cuatro años después, la mañana de este jueves 4 de septiembre, un paro respiratorio terminó con su concierto en esta vida.

Comentarios