El Sida y los famosos: Ríspido debate entre lo público y lo privado

martes, 17 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- El 30 de julio de 1985 el actor Rock Hudson confesó a la opinión pública que padecía VIH y pocos meses después escribió un manifiesto: “No estoy feliz por tener SIDA, pero si esto puede ayudar a otros, al menos puedo saber que mi propia desgracia tiene un valor positivo”. Poco después, el 2 de octubre de ese mismo año, el protagonista de Gigante moriría como consecuencia de afecciones derivadas del VIH. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), desde el comienzo de la epidemia se han contabilizado 78 millones de contagios y 38 millones de muertes. En la década de los ochenta y principios de los noventa, cuando prevalecía la confusión y la escasa información respecto a este virus, los contagios y muertes de famosos como consecuencia de este padecimiento enfatizaron el debate y el interés público por esta condición. El 25 de junio de 1984, el filósofo y psicólogo francés Michel Foucault murió de una enfermedad relacionada con el SIDA en París. En ese momento se sabía muy poco del virus y la prensa no relacionó su muerte con el virus, pero fue la primera personalidad francesa en morir como consecuencia del VIH. Cuatro años después, a comienzos de 1988, el salsero puertorriquense Héctor Lavoe fue diagnosticado con VIH. Falleció el 19 de junio de 1993 en el Memorial Hospital de Queens. Poco antes, en 1991, el cantante Freddie Mercury, líder del grupo de rock inglés Queen, falleció también de VIH. Durante años mantuvo su padecimiento en secreto, pero, ante el acoso de la prensa de espectáculos, se vio obligado a hacerlo público. En sus últimos meses de vida se negó a ingerir medicamentos. “He procurado mantener oculta esta situación para proteger mi vida privada y la de quienes me rodean, pero ha llegado el momento de que mis amigos y fans de todo el mundo conozcan la verdad, y espero que todos se unan a mí, a mis médicos y a todos cuantos luchan por combatir esta terrible enfermedad, para luchar contra ella” declaró Mercury el 23 de noviembre de 1991. Al día siguiente falleció. El 7 de noviembre de ese mismo año, la estrella del baloncesto estadunidense Earvin “Magic” Johnson anunció su retiro de la NBA al ser diagnosticado con VIH. En 1992 se unió a la Comisión Nacional sobre el Sida. Ha dedicado sus últimos años a concientizar sobre el padecimiento. El 10 de octubre de 2008, Chris Baker y Langdon Perry, de la emisora de radio KTLK, aseguraron que Johnson había mentido sobre su enfermedad y lo acusaron de difundir un diagnóstico falso. Johnson respondió en un comunicado que estaba “indignado porque Chris Baker y Langdon Perry le restaran importancia a un asunto tan serio y mortal. Millones de personas están muriendo de VIH/SIDA, y el hecho de que bromeen sobre mi condición es increíble”. De acuerdo con la ONU, desde 2005 se han reducido en 35 por ciento las muertes relacionadas con el VIH. A pesar de este indicador, en el debate público aún quedan pendientes que saldar, como el acceso a retrovirales y el relajamiento de los sectores más jóvenes de la población a realizar sexo seguro. En Venezuela hay una crisis por la falta de medicamentos para pacientes con VIH. “En la actualidad faltan 10 medicamentos requeridos para el tratamiento de pacientes con esta enfermedad”, denunció Jaime Alcántara, presidente de la Sociedad de Amigos de Enfermos con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), a la agencia Notimex. En marzo pasado, una investigación de la periodista Olinka Valez publicada en Milenio revelaba que en al menos diez estados de la República hay medicamentos caducos para combatir el VIH debido a la falta de orientación e información del personal médico de centros de salud públicos. La revelación hecha este martes por el actor Charlie Sheen en el sentido de que padece VIH ha vuelto a poner al virus en el foco central de discusión de la opinión pública, más aún cuando el comediante denunció que ha pagado millones de dólares en extorsiones para evitar que se difundiera su condición.

Comentarios