Trazan Helguera y Hernández la involución política en "Los sexenios de Monosapiens"

jueves, 12 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En una plática amena y divertida entre autores y público transcurrió la presentación del volumen Los sexenios de Monosapiens de los caricaturistas Antonio Helguera y José Hernández de Ediciones Proceso, que se realizó hoy por la noche en un lleno Foro Expresarte de la librería “Mauricio Achar” de Gandhi. Los moneros estuvieron en compañía del periodista Rafael Rodríguez Castañeda, director del semanario Proceso. La obra de 135 páginas consta de tres capítulos: Los del PAN (I), Los del PAN (II), y El del PRI, así como un prólogo realizado por Fabrizio Mejía Madrid titulado “La risa de la incredulidad”. La charla inició con el recuento de Rodríguez Castañeda sobre cómo llegó la sección de “Monosapiens” a la última página de la revista, la misma que quedó vacía después de la partida de Boogie el aceitoso, del argentino Roberto Fontanarrosa (1944-2007), que después fue ocupada por la sección “Palabra de lector” --aún vigente— y, posteriormente, por Helguera y Hernández a partir de 2005 con Monosapiens. El director del semanario explicó: “Está es una recopilación malintencionada, como todo lo que hacen ellos –comentó entre bromas--, de la sección de ‘Monosapiens’ publicada desde 2005, desde parte del sexenio de Vicente Fox a lo que va del sexenio actual de Enrique Peña Nieto. En realidad es un desafío o fue un desafío, porque era tradicional escuchar que Proceso se leía de atrás para adelante. “Lo que hace ‘Monosapiens’ es utilizar el cartón, la imagen burlesca para contar una pequeña historia que sus autores imaginan, basada en realidades exageradas. Creo que no son moneditas de oro, tienen su críticos pero de eso se trata, han logrado con su agudeza, absoluta lealtad, y su libertinaje ocasional, incidir, no sé si a la manera de ‘Boogie el aceitoso’, porque si uno ve Boggie, para lo que ocurre ahora en el país, la violencia de esa tira ya es de risa infantil”, acotó. Y a continuación, Rodríguez Castañeda definió lo que considera un cartón político: “El cartón político por antonomasia es aquel que irrita, que lastima, que lleva al extremo la expresión de la indignación popular”. En su turno, Hernández recordó algunos de los nombres piloto para identificar a la sección, desde “Pos eso” --con la misma tipografía del logotipo del semanario, propuesto al director y desechada en el momento-- y “Hasta atrás”, también descartada, hasta que finalmente llegaron al nombre actual de ‘Monosapiens’. Helguera refirió así el episodio: “Recuerdo que hicimos un primer piloto y, al presentarlo, no les gustó, y después hicimos un segundo y tampoco, pensé que era debut y despedida, hasta que se publicó el primero, y Rafael nos dijo que para él estaba muy flojo, muy fresa, y que necesitábamos unas clases de cabronería”, comentario que desató las risas entre el público. Entre humor negro y seriedad, sus autores explicaron que ‘Monosapiens’ se debe a una investigación que arrojó como resultado una “involución” caricaturística de especies, haciendo alusión a la figura de diversos expresidentes monerizados en figuras semi-humanas: Desde el “Diazordapitecus” (Gustavo Díaz Ordaz), el Leandertal (Luis Echeverría Álvarez), el Holopus erectus (José López Portillo) hasta llegar a un virus apenas visible, en referencia al actual ocupante de Los Pinos. La mayor parte de las risas de los asistentes se produjeron cuando se dio paso al recorrido de los cartones antes mencionados a través de un proyector. --¿Viven del cuento o de lo que dibujan? --preguntó Rodríguez Castañeda. --De hacerle al cuento de lo que dibujamos --soltó Helguera. En seguida se dio una ronda de preguntas lanzadas por algunos miembros del público: --¿Es fácil animalizar a las figuras políticas? --Sí. --¿Cómo los han cambiado las redes sociales en su relación con los jóvenes? --En nada, aunque a veces no entiendo cómo un cartón que llevó tiempo idear no causa revuelo, y uno que salió en diez minutos es un boom. --¿Por qué no se meten con el Peje (Andrés Manuel López Obrador)? --“Porque no es presidente (aunque se dijo legítimo), ni secretario, ni jefe de gobierno, ni de nada, bueno, ahora de Morena, pero me parece más decente y respetable que muchos políticos porque hasta ahora no le han encontrado cuentas millonarias de HSBC, ni en la Isla Caimanes ni en Suiza, ni casas escondidas, porque si las tuviera ya hubieran aparecido, eso o lo que sea, no puedo ponerlo al mismo nivel de Peña Nieto --atajó Helguera. --¿Han recibido amenazas de políticos? --No. Al finalizar la presentación, gran parte del público se acercó para que los moneros firmaran sus ejemplares, como fue el caso de Cristina Moreno Martínez, una profesora de inglés de 38 años que viajó exclusivamente acudir a este evento desde Acapulco, Guerrero, y quien comentó a Apro: --Me enteré hace unos días y viaje sólo para verlos. Me quedé en un hotelito horrible aquí a dos cuadras y en un rato más me regreso. “A Proceso lo sigo desde que tenía 15 años de edad, era la rarita, mis amigas compraban Cosmopolitan y yo compraba Proceso, soy maestra y grilla”, exclamó a manera de confidencia.

Comentarios