Rumbo al 7 de junio: PRI débil, abstencionismo del 60% y cuatro partidos en riesgo

viernes, 20 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Empresas encuestadoras aseguran que en vísperas de las elecciones intermedias del próximo 7 de junio, cuando se renovará la Cámara de Diputados y los poderes locales en 17 estados (en nueve de los cuales se elegirá gobernador), el PRI habría perdido al menos 10% de las preferencias electorales. De acuerdo con Parametría y Loredo y Asociados, los escándalos inmobiliarios del presidente Enrique Peña Nieto, el caso Ayotzinapa y el estancamiento de la economía tendrán un impacto negativo en el porcentaje de votos para el Revolucionario Institucional, que ahora se estima en 35% de las preferencias electorales, aunque no es posible cuantificarlo del todo porque las campañas arrancarán en abril. En días recientes el diario Reforma publicó una encuesta trimestral en la que aseguró que el PRI había perdido 10 puntos porcentuales y bajado de 40% a 30% en las preferencias ciudadanas. Según Francisco Abundis, director de Parametria, es difícil estimar en este momento, cuando faltan cuatro meses para las elecciones, la pérdida de votos para el PRI por esa situación adversa en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Pero admite que tres hechos le han restado preferencia: el escándalo de la llamada “Casa Blanca”, el caso de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y el estancamiento de la economía. Indica que sus encuestas tienen al PRI con una preferencia electoral de 33% a 35%, que podría modificarse durante los tres meses de campaña a partir de abril. “Sí tendrán un impacto negativo (los hechos señalados), pero no sabemos de cuánto”, precisa Abundis. Respecto del voto nulo, dice que no se ve que haya una campaña tan fuerte como en 2009, cuando alcanzó el 5% de las votaciones. Estimó que no se rebasará ese porcentaje, en especial porque todos los partidos, incluidos los de oposición, como es el caso del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), están desarrollando una campaña de promoción del voto. Sobre la abstención, señala que podría alcanzar niveles de hasta 60%. Y explica que siendo una elección intermedia no se alcanzarán los porcentajes de la presidencial, cuando la participación rebasó el 60%. Será una elección diferenciada en los estados donde se elegirá al gobernador y ahí la participación podría ser mayor, añade. En este momento, cuando aún no arrancan las campañas, las casas encuestadoras adelantaron que el PRI se mantendrá como primera fuerza, seguido por el PAN, PRD, PVEM y el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), en ese orden. Los demás partidos estarían en dificultades de conseguir el 3% de los votos para mantener su registro. De acuerdo con Jorge Buendía, director de la empresa Buendía y Laredo, sus últimas mediciones destacan que el Revolucionario Institucional está en el primer sitio, pese a los diversos factores en su contra, señalados arriba, “que son criptonita” para el priismo. Esos agentes, dice, podrían ser favorables para la oposición, sobre todo para Acción Nacional, que ha recuperado espacios después de que en la pasada elección presidencial quedó como tercera fuerza política a nivel nacional. En el caso del PRD, apunta, sufre divisiones importantes por el surgimiento de Morena, lo que puede favorecer al PRI o a otros partidos en el Distrito Federal, Tabasco, Guerrero y Morelos. Sin adelantar las cifras que dará a conocer la próxima semana en una encuesta realizada a nivel nacional, Jorge Buendía afirma que la alianza con el Verde Ecologista de México favorecerá al PRI porque sumaría 10% de los votos en la conformación de la mayoría de la Cámara de Diputados. El director de Buendía y Laredo precisa que no obstante los factores que tiene en contra el PRI, logró salvar un escollo que lo debilitó en las elecciones pasadas: la división entre los candidatos a gobernador en nueve estados. Por separado, la encuestadora Parametría dio a conocer su último estudio demoscópico en el que destaca que el PRI lleva la delantera con 32 puntos, mientras que el PAN tiene 26 y la izquierda divide sus intenciones de voto entre el PRD, con 13 puntos; Morena, con nueve; Movimiento Ciudadano (MC), con tres, y el Partido del Trabajo (PT) con apenas 2 con puntos. Según Parametría, el partido con mayor crecimiento electoral (11 puntos) es el PVEM, que ha desarrollado una polémica campaña de medios, calificada como ilegal por los partidos de oposición. En tanto, el PT, Nueva Alianza (Panal), Partido Humanista y Partido Encuentro Social están en riesgo de perder su registro, ya que de acuerdo con la última medición se encuentran por debajo del 3% que necesitan para mantener las prerrogativas otorgadas anualmente por el Instituto Nacional Electoral (INE). En su estudio, la casa encuestadora advierte que a pesar de mantener un voto “estable” que va de 13% a 18%, el Partido de la Revolución Democrática es la fuerza política que se verá más afectada en estas elecciones de 2015 por las diferencias con el fundador de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y la ausencia de una alianza con el PT y MC, que en el pasado le dio el triunfo en Guerrero, Morelos, Tabasco y el Distrito Federal. Al respecto, Buendía pide esperar que arranquen las campañas para ver el comportamiento de los partidos más pequeños, pues algunos de ellos han mostrado tendencias de crecimiento al final de la competencia, aunque quizá, dice, ya alcanzaron su máximo de 2%. Sobre los comicios en Guerrero, advierte que son una gran incógnita, ya que si bien al PRD le fue muy bien en las elecciones pasadas, los últimos acontecimientos en Iguala, así como las investigaciones al exgobernador Ángel Aguirre Rivero y las divisiones con el PT y MC, afectarán a sus candidatos. En Michoacán, subraya el experto en cuestiones electorales, las elecciones se ven competidas entre los aspirantes del PRD, Silvano Aureoles; PAN, Luisa María Calderón, y PRI, Asunción Orihuela. Los dos primeros, apunta, ya fueron candidatos en las elecciones pasadas y eso les da ventaja sobre el priista, que tendrá que construir su imagen desde abajo y en contra de la historia negativa que dejó a su paso el exgobernador Fausto Vallejo.

Comentarios