El Partido Verde, con impunidad garantizada

sábado, 21 de febrero de 2015
Creado desde el poder para reforzar al PRI en el Poder Legislativo, el Partido Verde Ecologista de México funge como complemento de la mayoría priista, eficaz integrador de la telebancada y seguro apoyo para las causas gubernamentales. A especialistas en materia electoral como Jorge Alcocer y Eduardo Huchim les escandaliza que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación permita que ese partido viole la ley con sus permanentes campañas propagandísticas, rebasando plazos y límites de gastos, sin otra sanción que una “amonestación pública”. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) no le ha bastado la campaña de imagen de más de 2 mil 284 millones de pesos que ha desplegado desde el año pasado en las pantallas de cine y televisión, así como en las estaciones de radio. Ahora también se promociona en las tortillerías, aunque todavía no empiezan legalmente las campañas para renovar la Cámara de Diputados y los poderes locales en los 17 estados donde habrá elecciones el 7 de junio. Desde hace tiempo, en algunos de estos expendios de la Ciudad de México el PVEM ha regalado hojas de papel con su logotipo y la leyenda “Sí cumple”, con la que se envuelven las tortillas de maíz. Si alguien escapó de su campaña de los “cine minutos” en las salas de Cinemex o Cinépolis, de sus promocionales que pasan todo el día en la televisión y en la radio, pues los verá en la envoltura de las tortillas. Es propaganda abierta, no limitada a miembros del partido. Tienen impresa la campaña electoral: “En las pasadas elecciones ofrecimos cadena perpetua a secuestradores. Ley aprobada. Sí cumple”, con el logo del partido al calce de una foto donde se ve a una persona tras las rejas. Como si no bastara dicha campaña, el Partido Verde se colgó del Programa de Vales de Medicamentos para Derechohabientes del IMSS y el ISSSTE para atribuirse públicamente los probables beneficios del mismo. En un boletín de la Secretaría Salud emitido el lunes 9 se anunció que a partir del 15 de marzo –esto es, tres semanas antes del arranque de la campaña electoral– las dos dependencias emprenderán un programa piloto en la Ciudad de México para la entrega de esos vales. De inmediato, dos días más tarde, el PVEM colocó espectaculares y lanzó un espot con la leyenda: “Vales de medicinas. Propuesta cumplida. En el IMSS-ISSSTE a partir del 15 de marzo en el Distrito Federal”. Al parecer la agresiva campaña propagandística le dio resultado a ese partido que creció a la sombra del PRI desde 1989, cuando el presidente Carlos Salinas de Gortari y Manuel Camacho Solís lo diseñaron para conseguir los votos del sector urbano preocupado por el medio ambiente. (Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 1999, ya en circulación)