"Autoritarismo, el concepto que mejor describe la situación de México": Arturo Rodríguez

sábado, 28 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Más que un partido, el PRI es "una cultura de barbarie política" que fue integrada por los demás partidos, ya que "los panistas no son muy diferentes" y los perredistas "tienen la misma alma perversa de los priistas", afirmó hoy el poeta Javier Sicilia al presentar el libro El regreso autoritario del PRI, del periodista de Proceso Arturo Rodríguez García en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería. Por lo anterior, aún durante los dos sexenios panistas, el PRI "nunca se fue" ya que las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón continuaron con el clientelismo y el autoritarismo del "viejo" PRI, insistió. Los priistas "han sido los maestros del país y han podrido todo", dijo Sicilia, quien agregó que "el retorno del PRI se afirma con los actos de represión más crueles y burdos, con este autoritarismo, en colusión con la delincuencia organizada". Es más: según el poeta, el crimen organizado es hoy en día el "espejo del PRI", ya que lo conforman empresarios ilegales quienes se desarrollan como los "empresarios neoliberales", en la corrupción y la impunidad. El politólogo José Fernández Santillón destacó que el PRI sobrevivió al tiempo gracias a su capacidad de adaptación, ya que a diferencia de muchos regímenes militares latinoamericanos "entró al civilismo". Sin embargo, estimó que el aparato partidista actual "ya está muerto". Según el politólogo, el Estado mexicano ya no existe y las instituciones funcionan por inercia. "La reserva moral del país está en los movimientos sociales", planteó. Más allá de las siglas Después de una interrupción en la presentación del libro, durante la cual Arturo Rodríguez negoció con los dos integrantes de Protección Civil para que dejaran entrar a un grupo de personas quienes gritaban y tocaban a la puerta con el fin de ingresar a la conferencia, el reportero confesó que en un primer tiempo "no estaba de acuerdo para incluir la palabra autoritarismo en el título". "Pero el editor me convenció que más que un adjetivo, es el concepto que mejor describe la situación de México", precisó, al abundar que el autoritarismo corresponde a una situación en la que las decisiones se toman desde arriba sin consultar a los súbditos. "Cada vez que Enrique Peña Nieto dice que existen resistencias que hay que vencer, muestra su autoritarismo", subrayó. Según el reportero, quien cubre tanto Los Pinos como los movimientos sociales, la plutocracia priista "lucha por el poder desde arriba a nombre de los de abajo" mientras que la sociedad civil "lucha contra el poder hegemónico desde el poder colectivo". Analiza en su libro el sistema del poder priista -el anterior y el actual-, las luchas internas entre grupos opuestos, los personajes quienes conforman la nomenklatur, los gestos y el lenguaje propio, pero también la forma cínica de ejercer el poder. Según el periodista, el Pacto por México revivió la antigua hegemonía del poder priista pero agrupando las distintas siglas de los principales partidos –PRI, PAN y PRD–, y marcó la renunciación de la oposición partidista. Fernández Saltillón recordó que en los años 80 inició una lucha interna en el PRI entre políticos y tecnócratas. Estos últimos, añadió, se esforzaron en llevar el "modelo modernizador" a México -en otras palabras, el neoliberalismo-. Rememoró una broma de los años 90, según la cual "Carlos Salinas de Gortari", en árabe, se pronuncia "Carlos Slim". Si bien los políticos transitan en el juego del poder, los tecnócratas se mantienen en los puestos clave en los sectores económico y financiero y promueven un "golpeteo continuo a los trabajadores" ya que, subrayó, "el neoliberalismo es productor neto de desigualdad y de esa forma la ciudadanía queda tronca". País sin memoria Para hablar del "regreso" del PRI, el reportero documentó en su libro la vieja forma del autoritarismo del partido y la comparó con la actual. "México es un país sin memoria", aseveró Rafael Rodríguez Castañeda, director de la revista Proceso, al añadir que en las elecciones de 2012 el país decidió. La anunciada "transición democrática" en los años 2000 que terminó con más de 70 años de Priato, fracasó en eliminar el viejo autoritarismo del PRI, subrayó tanto durante la presidencia "en pareja" de Vicente Fox como durante la "guerra de Calderón" -"el periodo más sanguinario de México desde la revolución". En 2012, estimó Rodríguez Castañeda, "el PRI y los grupos oligárquicos decidieron retomar su préstamo al PAN", por lo que "hicieron uso de todos los recursos a los que nos acostumbraron durante 70 años gracias a lo cual triunfó Enrique Peña Nieto. Entre estos recursos, insistió en la importancia del papel de Televisa en la promoción del priista. Rodríguez Castañeda reveló que ese año, el ahora vocero de la presidencia, Aurelio Nuño, lo invitó a un café en el restaurante de un hotel de Polanco. Después de un intercambio de palabras, Rodríguez Castañeda le preguntó su punto de vista sobre Proceso. "Los vemos como son: enemigos políticos del gobierno que viene", le contestó éste. Esta reunión, explicó Rodríguez Castañeda, "auguraba lo que venía para Proceso".

Comentarios