Los Zetas: La tríada de la brutalidad

martes, 10 de marzo de 2015

MONTERREY, N.L. (Proceso).-  Óscar Omar Treviño Morales, conocido como El Z-42, integró junto con su hermano Miguel Ángel, El Z-40, y Heriberto Lazcano, El Lazca, una triada que asoló el norte del país con matanzas y violencia brutal, lo que obligó a la sociedad a enfrentar un nuevo grado de horror.

El Z-42 fue detenido el miércoles 4 por la mañana, cuando llegaba a su residencia marcada con el número 514 de la calle Vía Collatina, en la exclusiva colonia Fuentes del Valle –ubicada en el municipio de San Pedro, conurbado a Monterrey.

Ese mismo día, Monte Alejandro Rubido García, vocero de seguridad del gobierno federal, presentó al capo en el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR), en la Ciudad de México. Ahí dijo que las autoridades le seguían la huella desde febrero, cuando fue detectado en casas de seguridad de la zona debido a las visitas que recibía de Carlos Arturo Jiménez, contador del cártel.

Desde que rompieron con el Cártel del Golfo y se independizaron en 2010, Los Zetas desataron la peor crueldad que se hubiera visto en el narcotráfico mexicano.

Los jefes históricos de ese cártel fueron El Lazca y El Z-40. Lazcano supuestamente fue abatido el 7 de diciembre de 2012 y Miguel Ángel Treviño fue capturado el 15 de julio de 2013 en Anáhuac (norte de Nuevo León). Su hermano José Treviño fue detenido y sentenciado en Texas a 20 años de cárcel por lavado de dinero.

Después de eso, Óscar Omar Treviño asumió la dirigencia de la banda. Pero su imperio fue tan violento...

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2001 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios