Robert Plant y Paquita la del Barrio prenden el Vive Latino

sábado, 14 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Con Rata de dos patas y un ambiente clown arrancó este viernes el Vive Latino para su aniversario número 16 en el Foro Sol, donde los asistentes gozaron de la diversidad musical que caracteriza año con año al festival de corazón latino y que tuvo como cierre en su primera jornada la contraparte anglosajona de Interpol y Robert Plant. Como invitada especial de Genitallica Paquita la del Barrio hizo vibrar a las almas roqueras para romper las barreras de estilos e interpretar “Rata de dos patas” en una fusión con el poderoso rock de los regiomontanos, lo que causó sonrisas y la complacencia de los presentes que cantaron a la par de la intérprete porque se sabían a bien su afamado tema contra los hombres. A su vez el Triciclo Circus Band con su vestuario de payasos repartieron “narices” rojas entre sus seguidores para contagiar su mundo clown de sonidos balcánicos, oaxaqueños y festivos, para así dar apertura al tradicional festival que abrió sus puertas antes de las 14:00 horas. Desde las primeras horas se sintió la energía de la juventud mexicana dispuesta a divertirse en un espacio sin contrariedades, luego de las transformaciones del Foro Sol que a su vez se prepara para recibir a la Fórmula Uno en sus instalaciones. En este 2015 son cinco escenarios: el Indio o principal, el Tecate Titanium, las carpas Rockampeonato, Intolerante y Gozadero Doritos; todos dispuestos en un circuito de 360 grados para mayor comodidad de los paseantes. Como dice Jordi Puig, director del Vive, en cada edición “seguimos aprendiendo, desde 1998 que inició el Festival seguimos visionando”. Y así se siente también en la protesta política, tal como resalta Héctor Quijada, líder de La Lupita: “el rock es una constante rebeldía y el Festival es el lugar idóneo dónde sacarla. Como banda de antaño vemos que sigue la creación de agrupaciones que son inquisitivas, que como nosotros, tenemos que decir la terrible realidad que está pasando en el país, con tanta violencia y corrupción, el rock sigue siendo contestatario”. Esa actitud la demostró La Lupita al tocar Contrabando y traición, Me cae y Ja, ja, ja, en la festividad que abandera la libertad y rebeldía, que además como en cada edición se mantiene en ciertos costos económicos, ya que por una cerveza pagan 100 pesos, los mezcales en 60, un refresco por 45, una hamburguesa en 110, la orden de cinco tacos de canasta por 60 y una sopa instantánea por los mismos 60; además de los poco más de 900 que cuesta acceder por día y un abono de cerca de dos mil 500 pesos para todas las fechas. La inversión lo vale para quienes les gusta y tienen a su disposición agrupaciones como Babasónicos, Catupecu Machu, 2 Minutos, Cartel de Santa, Nacho Vegas, San Pascualito Rey, Bomba Estéreo e Iraida Noriega, por mencionar algunas. Cuando parecía que todo el día estaría lluvioso los pronósticos fallaron, ya que se vivía una tarde despejada y fresca, con un sol que brillaba mientras estaban sobre el escenario principal los británicos The Specials, que al ritmo de ska hacía mover los cuerpos con el baile llamado skanking tras entonar Monkey man y Enjoy yourself. Cercanas las 21:00 horas y como parte de la apertura a las bandas anglosajonas, es que se acercaba el momento para recibir a Interpol y Robert Plant, con la noche sobre el espacio abierto del Foro donde permanecían expectantes alrededor de 55 mil almas con una leve brizna de lluvia solamente para refrescar intermitentemente. Con una velada un tanto gélida, de los neoyorquinos Interpol se escucharon sus sonidos ásperos y oscuros a través de Say hello to the angels, Anywhere y My desire, todo bajo la imagen de su vocalista Paul Banks que cautivó las miradas. Para el cierre como estelar de la primera jornada musical, el británico Robert Plant amarró el Festival con su guitarra acústica y su banda The Sensational Space Shifter, llevando un rock clásico y duro, con la esencia de Led Zeppelin para seducir el alma latina del Vive con rolas como Babe I'm gonna leave you y Whole lotta love, en un show que se extendió más allá de la medianoche.

Comentarios