El "cártel" de los seudocirujanos plásticos

miércoles, 18 de marzo de 2015
Profesionales de la cirugía estética dan la voz de alarma: en el país han empezado a proliferar “escuelas” que preparan seudocirujanos plásticos, quienes representan ya un grave riesgo para la salud pública. Estos centros pertenecen a individuos de dudosa reputación –incluso probados delincuentes– asociados con políticos. Al menos tres establecimientos –en Durango, Veracruz y el Estado de México– han preparado ya a unos 20 mil charlatanes al vapor. MÉXICO, D.F. (Proceso).- En México hay unos 20 mil “charlatanes” que se hacen pasar por cirujanos plásticos y quienes debido a su incapacidad ya ocasionaron un “grave problema de salud pública a nivel nacional” por la gran cantidad de complicaciones, enfermedades y muertes que han causado. Y ese mercado negro de la cirugía estética, sostiene el presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (AMCPER), Alfonso Vallarta, está cayendo en manos de la delincuencia organizada, que, afirma, empezó instalando clínicas en todo el país y ahora abre escuelas para preparar ilegalmente a seudocirujanos en cursos rápidos, muchas veces vía internet. Por lo pronto ya son tres las escuelas de cirugía estética donde se imparten estos cursos exprés al margen del Sistema Nacional de Salud: la Universidad del Conde, en Xalapa, Veracruz; la Academia Americana de Medicina, en Ecatepec, Estado de México, y el Instituto Internacional de Lipoescultura, en la ciudad de Durango. Alfonso Vallarta Rodríguez, presidente de la AMCPER –que aglutina a mil 350 cirujanos plásticos certificados del país–, comenta alarmado: “Según las cifras oficiales del sector salud, actualmente existen en México 15 charlatanes por cada cirujano plástico certificado, lo que arroja una cifra de alrededor de 20 mil charlatanes. Pero creo que son más y seguirán aumentando vertiginosamente de seguir las cosas como están”... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2002 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios