Amas de casa narcomenudistas, tema de la novela 'Esperanzas en papel de arroz'

MÉXICO, D.F. (apro).- En su tercera novela titulada Esperanzas en papel de arroz, la escritora Susana de Murga destaca el involucramiento de las amas de casa en la venta de drogas al menudeo ante la falta de oportunidades para sacar adelante a sus familias, un tema real que la autora investigó a fondo para construir la historia. El nuevo libro, publicado por Ediciones Felou, se presentará el próximo jueves 26 en la librería Gandhi de Santa Fe, con la participación de Engge Chavarría Hernández y la autora. Esperanzas en papel de arroz es una novela inquietante en la que, a través de la prosa analítica, De Murga retrata una realidad compleja que arremolina causas y consecuencias. Enfrentada a la falta de oportunidades, Carmela, la protagonista, decide sacar adelante a su familia mediante el único camino que se abre ante ella: el narcomenudeo. No tiene ambiciones de riqueza, sólo aspira a vivir dignamente, a recuperar lo que la crisis económica y el desempleo le arrebataron. Durante la agonía de no encontrar un trabajo y ver crecer las deudas, Carmela conoce a Presi, el distribuidor local, quien la adentra en la venta de drogas, pero también en el mundo de los periódicos. Los titulares y los caricaturistas le hablan de su propio devenir y de las razones por las que su vida tomó una dirección insospechada. Tras la máscara de vendedora de golosinas se esconden los miedos, y dentro de su canasta conviven sueños fritos y esperanzas envueltas en papel de arroz, por eso el título del nuevo volumen. Según De Murga, la novela hace un homenaje a las voces de los moneros, cuyo humor cáustico retrata al México de hoy, el que derrota las aspiraciones de gente como Carmela y la empuja a la ilegalidad. La autora de Esperanzas en papel de arroz nació en la Ciudad de México en 1968. Estudió la licenciatura en Economía, atraída por la idea de dilucidar las posibilidades de crecimiento de su país y más aún las de una distribución equitativa. Sin embargo, encontró su verdadera vocación en la literatura, ya que le brindó más respuestas y además le permite la réplica. Fue así como De Murga se decidió a participar en diversos talleres y cursar la maestría en Apreciación y Creación Literaria en Casa Lamm, donde trabaja actualmente como docente. También es autora de La vida en un hilván (2008) y Mejor morir bajo un zapato (2011), de Ediciones Felou.

Comentarios