Censura a Carmen Aristegui: MVS se enreda con sus propios argumentos

lunes, 30 de marzo de 2015
La primera versión del conflicto de MVS con Carmen Aristegui, según esa empresa, fue que había “comprometido” la marca al sumarse a la plataforma Méxicoleaks. Pero después hubo otro argumento, del mismo corporativo, señalando la reticencia de la conductora a plegarse a los nuevos “lineamientos” para periodistas, los cuales, por cierto, minaban la autonomía de la comunicadora y atentan contra la libre expresión, dice a Proceso Edison Lanza, relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Dos pretextos esgrimidos por la misma compañía… MÉXICO, D.F. (Proceso).- El viernes 13, tras dar a conocer en su portal informativo los “lineamientos a conductores de noticias de MVS”, Alejandro Vargas, presidente de MVS Radio, fue a ver a la conductora Carmen Aristegui. La periodista había terminado su última emisión matutina, en la cual lamentó la posición de la empresa ante la inminente ruptura. Vargas le entregó el documento de los lineamientos –que ya se había hecho público– y le propuso la reinstalación de los reporteros Daniel Lizárraga e Irving Huerta, despedidos un día antes, si ella acataba las nuevas disposiciones que, entre otras cosas, la obligaban a compartir sus investigaciones con otros conductores y a modificar su barra de análisis. “Pusieron ese ultimátum a sabiendas de que esos lineamientos iban en contra de los términos de autonomía editorial, que estaba amparada en mi contrato”, dice Aristegui en una nueva entrevista con Proceso al rememorar este pasaje del conflicto que derivó en su salida de MVS. “Este episodio es importante recordarlo porque el motivo de su diferencia conmigo no era, entonces, el uso de la marca, sino imponer esos lineamientos. Ni siquiera avisaron al árbitro que ambos habíamos convenido para asuntos de contenido”, sentencia... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2004 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios