México, buen cliente para las armas francesas

martes, 14 de julio de 2015
PARÍS.- De acuerdo con los informes anuales al Parlamento, entre 2009 y 2014 Francia le vendió a México armas por más de 500 millones de dólares; 2012 fue un año récord, con ventas por alrededor de 415 millones. En comparación, entre 2003 y 2007 sólo fueron 98 millones por este concepto. Desde 2014 México está entre los 20 mayores compradores de armas francesas y es el segundo mejor cliente latinoamericano de París en este rubro, después de Brasil. Desde 2005 la industria militar francesa ha vendido más de 30 mil millones de euros en armas a todo el mundo. Así, la “diplomacia económica” de Francia –prioridad del ministro socialista de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, para recomponer las finanzas– aprovechó la coyuntura política mexicana y el proceso de militarización de las fuerzas de seguridad. El presupuesto total para seguridad en México aumentó sustantivamente entre 2001 y 2012: de poco más de 50 mil millones de pesos (mmp) pasó a más de 120 mmp. Es prácticamente imposible saber cuántas armas, y de qué tipo, le vende Francia a México, pues no hay transparencia en esta área, pese a que los informes anuales al Parlamento sobre exportaciones de armamento francés, únicos documentos oficiales que registran dicha actividad, tienen carácter obligatorio desde 1998. Cifras del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigaciones para la Paz (SIPRI) asientan que entre 2010 y 2014 Francia fue el tercer socio comercial de México (con 17% de sus adquisiciones) para las armas convencionales mayores (buques de guerra, submarinos, tanques, aviones de combate, helicópteros, misiles), detrás de Estados-Unidos (34%) y España (27%). En México las importaciones de armas pesadas se cuadruplicaron en ese mismo lapso, en un proceso de militarización con el cual Francia colabora activamente vendiendo principalmente helicópteros... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2019 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios