"El Chapo" Guzmán: su colosal fortuna, tan inasible como él

martes, 28 de julio de 2015
Nadie conoce con exactitud el monto de la fortuna de Joaquín Guzmán Loera y la riqueza del cártel que lidera junto con su compadre Ismael El Mayo Zambada. La revista Forbes lo intentó sin éxito, de ahí que esa cifra sea tan nebulosa como el mismo capo. Hasta ahora los analistas sólo conocen datos fragmentados sobre las empresas del líder del Cártel de Sinaloa y sus socios dentro y fuera del país. MÉXICO, D.F. (Proceso).- De Joaquín Archivaldo Guzmán Loera se dice que mueve más drogas que el capo colombiano Pablo Escobar en sus mejores tiempos. También, que el Cártel de Sinaloa, liderado por él e Ismael El Mayo Zambada, es responsable de la mitad de los narcóticos ilegales que entran a Estados Unidos desde México, y que, en particular, cerca de 90% de la cocaína que se consume en Estados Unidos proviene de México, en su mayor parte a través de las organizaciones de Guzmán Loera. Sin embargo, nadie –ninguna institución, dependencia, gobierno o centro especializado– ha podido calcular la fortuna del “enemigo público número uno”, el “criminal más buscado en el mundo”, por cuya captura el gobierno mexicano ofrece una recompensa de 60 millones de pesos y el gobierno estadunidense 5 millones de dólares. Forbes, la revista neoyorkina especializada en negocios y famosa por sus célebres listas de los hombres y mujeres más ricos del mundo, así como de los más poderosos e influyentes, lo intentó alguna vez, pero luego se retractó. Y si es difícil rastrear los ingresos de El Chapo y el Cártel de Sinaloa, lo es más estimar sus gastos. Difícil resulta saber cuánto pagan Guzmán Loera y su organización a sus socios, principalmente latinoamericanos –colombianos, sobre todo– por las drogas que les compran y luego venden en Estados Unidos. Nadie puede saber cuánto paga El Chapo a unas 150 mil personas, entre empleados y contratistas que trabajan para él... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2021 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios