Nadia Vera: La "Niña de Azúcar" ultrajada

martes, 11 de agosto de 2015
La brutalidad perpetrada en el caso de la colonia Narvarte se dimensiona y multiplica al observar las vidas, los rostros y los anhelos de los asesinados. Nadia Dominique, por ejemplo, era una joven poeta que se distinguió en Veracruz por su valor: una y otra vez denunció la corrupción del gobierno de Javier Duarte; una y otra vez fue reprimida; una y otra vez fue solidaria. Y aseguró que si algo malo le ocurría, responsabilizaba al mandatario veracruzano. La Niña de Azúcar, como le decía su mamá, se había exiliado en el Distrito Federal para atajar ese riesgo… MÉXICO, D.F. (Proceso).- Nadia Dominique Vera Pérez nació en la misma ciudad que Rosario Castellanos: Comitán, Chiapas. También era escritora y poeta. Tenía la voz ronca y en Xalapa, donde radicaba desde que era estudiante, era reconocida entre los universitarios por su carácter aguerrido pero dulce, por su solidaridad y, sobre todo, por su tesón y valentía para denunciar el estado de terror en Veracruz durante el gobierno del priista Javier Duarte. Niña de Azúcar, le decía su madre, Mirtha Luz Pérez Robledo, también poeta chiapaneca, quien en 2011 le dedicó uno de sus escritos, llamado “Balada para una niña citadina”.
No te vayas de mí niña de azúcar/ A deshacerte entre la piel del llanto No te vayas de mí pájara libre/ Hacia el páramo frío de la ausencia No te vayas de mí niña de azúcar/ A plantar margaritas en tus huesos No me dejes sin tus ojos/ Ciega No me dejes sin tu voz/ Silente No me dejes sin tu luz/ A oscuras No me dejes sin tu piel/ Desnuda No me dejes sin ti/ Niña de azúcar.
La guerrera Nadia era integrante de la Asamblea Estudiantil de Xalapa y del movimiento #YoSoy132. Desde 2012 y hasta 2014 participó en las movilizaciones estudiantiles y de agrupaciones sociales en contra del autoritarismo del gobierno de Enrique Peña Nieto y del de Duarte. El primero de septiembre de 2012 asistió a una manifestación en contra de las irregularidades en las elecciones de ese año. La respuesta fue la represión. “La idea era manifestarnos pacíficamente, pero había un operativo para desarticularnos en el desfile”, explicó en una entrevista difundida en redes sociales. Policías de civil los atacaron y les quitaron sus celulares... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2023 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios