El dadivoso candidato del Panal y su "triunfo" anulado

viernes, 18 de septiembre de 2015
HUIMILPAN, Qro. (apro).- El subdelegado de la comunidad de San Pedro, Martín García Ruiz, alertó sobre la eventual toma de la alcaldía en este municipio, luego de que el Tribunal Electoral del Estado (TEEQ) decretó la nulidad de la elección realizada el pasado 7 de junio, en la que resultó ganador Juan Guzmán Cabrera, del partido Nueva Alianza. “La gente está molesta porque ellos ya habían elegido a su candidato”, aseguró García Ruiz, y advirtió que los ciudadanos no saldrán a votar, pero se mantendrán en pie de lucha. El pasado viernes 11, el TEEQ anuló la elección en este municipio, al considerar que se afectó sustancialmente el principio de certeza en el ejercicio del voto libre y secreto. “… Se comprobó mediante testimonios rendidos ante notario público, notas periodísticas y material fotográfico que destacan la violencia, intimidación a los electores y presión a la ciudadanía en 17 casillas (38.43% de los centros de votación instalados) del municipio”, destacó. Y ordenó al Consejo General del Instituto Electoral del estado de Querétaro (IEEQ) emitir la convocatoria correspondiente para la celebración de una elección extraordinaria en el municipio, además de dar vista a la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos Electorales (Fepade), así como a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado para deslindar responsabilidades. El candidato aliancista, quien durante su campaña llamó al voto apuntando el dedo índice al cielo, recibió la constancia de mayoría el pasado 11 de junio, después de haber obtenido 4 mil 219 votos, apenas 566 más que la panista Cristina Heinze Elizondo, quien quedó en segundo lugar con 3 mil 663 sufragios. El TEEQ determinó anular la elección tres meses después. En respuesta, Juan Guzmán Cabrera anunció el pasado martes 15 que impugnará el fallo. Días antes, el 2 de agosto, el candidato aliancista publicó fotos en su cuenta de Facebook donde aparece sonriente con personal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) estatal, incluido el procurador Arsenio Durán Becerra, en un acto realizado en la colonia Hércules para impulsar “la cohesión social”. Y el pasado jueves 10, un día antes de darse a conocer la resolución del TEEQ, difundió imágenes de la colocación de guarniciones en la comunidad de Los Cués, que acompañó con el siguiente texto: “No hace falta llegar a un puesto o esperar para entrar a una administración cuando se tiene la intención de brindar apoyo... ‘Solo hace falta querer hacerlo, y junto con las personas beneficiadas empezar a trabajar’”. Y el mismo día que se anunció la anulación de las elecciones, publicó fotografías del empedrado del camino a la comunidad de Apapátaro con el slogan “¡Cumplimos!”, y precisó que esa obra tenía un avance de 80%. En este municipio localizado a 43 kilómetros al sur de la ciudad de Querétaro, Juan Guzmán Cabrera es reconocido por sus aportes económicos para construir templos católicos, e incluso ha sido distinguido por Girolamo Prigione Pozzy, exnuncio apostólico en México. En la explana del templo de San Pedro existe una lápida de cantera en forma de pergamino con un reconocimiento público a Guzmán Cabrera que dice: “Gracias a la fe y trabajo de la comunidad de San Pedro Huimilpan y al apoyo del Ing. Juan Guzmán Cabrera se realizaron nuestros sueños. 10/03/2008. 29/06/2009 Gracias a Dios por tenerlo entre nosotros”: Monseñor Girolamo Prigiony (sic) Pozzy”. El exnuncio, quien supuestamente se reunió con los hermanos Arellano Félix, del Cártel de Tijuana, acudió personalmente a Querétaro a la inauguración de otro lujoso templo en junio de 2012, el de la Virgen de Guadalupe, en La Laguna de Servín, municipio de Amealco, también impulsado por Guzmán Cabrera. De acuerdo con el subdelegado de San Pedro, Martín García Ruiz, el camino que conecta ambas comunidades fue empedrado –sin ayuda de ninguno de los gobiernos municipales– por “el ingeniero Guzmán” y la cooperación de la gente en la ejecución de la obra. Al inicio del camino fue construido un enorme arco de cantera como símbolo de la unión de los dos pueblos, que además de contar con imágenes religiosas tiene el busto de Girolamo Prigione en un extremo, y el del obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, en el otro. Ambos religiosos, Prigione y Armendáriz, encabezaron la inauguración de ese monumento, el mismo día en que bendijeron el templo en La Laguna de Servín. Tanto la comunidad de San Pedro, Huimilpan, como la de Laguna de Servín, en Amealco, se encuentran ubicadas en una zona donde confluyen los municipios de Michoacán, Guanajuato y Querétaro, lo que permite pasar de un estado a otro en sólo minutos. En declaraciones a medios locales, Juan Guzmán Cabrera aseguró que su llegada a Huimilpan derivó de negocios con personas que le pagaron con un terreno en la comunidad San Pedro en 2001, y actualmente es poseedor de la finca "Los 3 Juanes". Guzmán ha dicho públicamente que de trabajar en las calles se convirtió en empresario, y que ha hecho su fortuna comprando y vendiendo desperdicios metálicos. [gallery type="rectangular" ids="415757"] Un templo de 30 millones de pesos En sólo 15 meses, en la comunidad de San Pedro, de donde 90% de los padres de familia emigran a Estados Unidos por la falta de oportunidades, según autoridades locales, fue construido un suntuoso templo de cantera, mármol, maderas finas y terminados de chapado de oro. “(La construcción) Ha de tener entre unos 20 y 30 millones, más o menos”, estimó el responsable de la obra y actual subdelegado de San Pedro, Martín García Ruiz, quien sostuvo que sin el apoyo de Juan Guzmán Cabrera apenas llevarían construidos los muros. “Si hubiera sido de nosotros nada más, llevaríamos cuando mucho los muros. Estaría en obra negra”, admitió. De acuerdo con García, la comunidad –con mil 152 habitantes, de acuerdo con el censo 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)– reunió a lo mucho unos 5 millones de pesos y el resto lo consiguió Juan Guzmán. “A lo mejor llevaríamos unos 5 millones en todo lo que fuéramos juntando, (pero) siempre cuando hay alguien que motive a uno es diferente”. Explicó que Juan Guzmán los ayudó mucho en la adquisición de la cantera y el oro, que era lo más caro, y les ofreció que por una ventana que pusiera la comunidad, él pondría otra. Según el subdelegado, se estableció un comité encargado de la obra donde se revisaba a quién podían solicitarle apoyo, pero en algunos casos les llegaron donaciones de varias toneladas de cemento. Precisó que a través de ese Comité –donde participaba Juan Guzmán–se logró la adquisición del cristo de oro macizo que está en la cúpula del templo, y el mármol que trajeron de Vizarrón, Cadereyta, se utilizó para el piso, el altar, el ambón y la sede. La cantera de escolásticas es de Pedro Escobedo y se usó para las columnas y la fachada, puntualizó. Sin embargo, el subdelegado no pudo precisar dónde se consiguieron todos los apoyos para edificar el templo, el más hermoso de la región. Martín García recordó que los sacerdotes Juvenal, Manuel y Nabor (de quienes no dio a conocer apellidos), convocaron a la población a sumarse a la edificación de este templo. Recordó que la población donó gallinas o borregos que después eran rifados para obtener ingresos para su realización. Para el sacerdote Manuel, quien oficia en San Pedro, el templo está “sobrecargado” y ni siquiera tiene un estilo muy definido. La Diócesis de Querétaro simplemente dejó a los habitantes que se organizaran y lo construyeran a su gusto, apuntó. En entrevista, el subdelegado relató que años después fue edificado un segundo templo en La Laguna de Servín, municipio de Amealco, aún más grande que el de San Pedro. Una cantera en forma de pergamino destaca que la construcción de este templo se realizó de 2005 a 2011, y también se llevó a cabo con el apoyo de Juan Guzmán Cabrera. En este caso no proporcionó datos de lo invertido porque él, dijo, no fue responsable de la construcción. El templo de Laguna de Servín tiene 18 columnas de cantera, el techo es de duela y también hay mármol en el interior. La fachada también es de cantera y tiene la imagen de una virgen con terminados y detalles de chapa de oro, y a la entrada de la explanada resalta un arco de cantera tallada con imágenes religiosas. El templo tiene una capacidad para 57 bancas, lo que le permite albergar a prácticamente los 786 habitantes que hay en el pueblo, según al censo de 2010 del INEGI. Tanto este santuario como el de San Pedro fueron construidos al lado de los que anteriormente fueron utilizados por la comunidad y que estaban en buenas condiciones. [gallery type="rectangular" ids="415759,415758"] Los actos violentos Aunque el Tribunal Electoral del Estado de Querétaro (TEEQ) no especificó los actos violentos que consideró determinantes para la anulación de la elección, son del conocimiento público algunos de ellos que podrían estar relacionados. Por ejemplo, el 2 de junio el diario ‘Reforma’ dio a conocer que el PAN en este municipio presentó una denuncia seis días antes contra Juan Guzmán Cabrera por realizar gastos desproporcionados. De acuerdo con la publicación, en sus actos proselitistas el candidato de Nueva Alianza regalaba cerveza y carnitas, hacía campaña en camionetas de lujo y caballos de calidad, y era seguido todo el tiempo por una banda de música. La tarde del 6 de junio, un día antes de la jornada electoral, medios locales dieron cuenta que el ahora gobernador electo, el panista Francisco Domínguez Servién, confirmó que la fachada de la casa de la candidata panista en Huimilpan fue balaceada por un comando. ‘Libertad de Palabra’ consignó que la noche previa a la elección, una operadora del PAN y sus padres fueron sometidos por un grupo armado la noche previa a los comicios. Y otro panista denunció que fue interceptado por un grupo armado que le pidió votar por Juan Guzmán. Durante la jornada electoral, el propio Instituto Nacional Electoral (INE) alertó sobre la presencia de gente armada y encapuchada en una de las casillas ubicadas en la comunidad de Apapataro, del mismo municipio.

Comentarios