"Lecciones del 68", exposición para recordar 40 años de violencia del Estado: Aguayo

viernes, 25 de septiembre de 2015
MÉXICO D.F. (apro).- “Lecciones del 68, ¿por qué no se olvida el 2 de octubre?”, es una exposición que pretende mantener viva la memoria social sobre la violencia “ilegítima e ilegal” ejercida por el Estado mexicano desde hace más de cuatro décadas y que una vez más se dio en Iguala con los estudiantes de Ayotzinapa, aseguró el politólogo Sergio Aguayo. Al hacer un recorrido especial para Proceso, previo a la inauguración que se realizará este sábado 26, Aguayo manifestó la importancia de esta exposición para que la gente tenga conocimiento actual de lo ocurrido en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968 y entienda que hay un eje de violencia ejercida por el Estado que se extiende hasta nuestros días con Ayotzinapa pero con una diferencia: la complicidad del crimen organizado. La exposición montada en el Museo de Memoria y Tolerancia y que se mantendrá hasta diciembre forma parte de la elaboración del libro “De Tlatelolco a Ayotzinapa” de Sergio Aguayo y editado por Proceso. Curador de la exposición, Aguayo señaló que provocará discusión porque se confirma, con base en expedientes, que hubo una traición del presidente Gustavo Díaz Ordaz al Ejército porque nunca les informó que el Estado Mayor Presidencial dispararía a los manifestantes y culpó a los soldados de la masacre. Dijo que gracias al expediente que entregó el general Marcelino García Barragán al fundador de Proceso Julio Scherer (edición 1182, revista Proceso del 26 de junio de 1999), se confirmó la traición presidencial al Ejército. Mencionó que el libro y la exposición serán también polémicos porque, según expedientes, no fueron 300 los muertos sino 40. Tampoco hubo registro de desaparecidos. Aguayo dijo que la exposición tiene la intención de buscar la verdad con base en documentos. Una verdad que es actual porque está presente el uso de la violencia por parte del Estado que no es capaz de cumplir con la tarea de dar seguridad, insistió. La sociedad se ha ganado conocer la verdad, no es una concesión del Estado, indicó el investigador al destacar que gracias a trabajos como el de Elena Poniatowska se ha podido conocer lo sucedido en Tlatelolco. En la inauguración la escritora y autora de “La Noche de Tlatelolco” dijo que es doloroso recordar lo ocurrido en 1968, cuando los jóvenes salieron a protestar. Lo mismo ocurrió en Ayotzinapa, añadió, donde desaparecieron los estudiantes porque querían dar la verdad al pueblo. La corrupción y el narcotráfico han invadido al gobierno que no quiere decir la verdad, advirtió la escritora. Poniatowska pidió tomar en cuenta la petición de los familiares de los normalistas de decir que los jóvenes están desaparecidos y no que fueron asesinados. Linda Atach directora de exposiciones temporales del museo explicó que el 68 sigue siendo una fuente de aprendizaje que no se debe olvidar. El mensaje de la exposición, que presenta fotos y documentos que tratan de mostrar y explicar lo ocurrido el 2 de octubre, dijo, es que la seguridad es una tarea de la sociedad. Por su parte la directora del museo, Sharon Zaga, destacó la necesidad de recoger la memoria social de los últimos hechos violentos para que la sociedad tenga conciencia y actúe en favor de un cambio. El Museo Memoria y Tolerancia se encuentra en Avenida Juárez número 8, en la colonia Centro, delegación Cuauhtémoc y abre sus puertas de martes a viernes de 9:00 a 18:00 horas y sábado y domingo 10:00 a 19:00 horas.

Comentarios