En Durango, un "narcoalcalde" impone la ley del terror

martes, 8 de septiembre de 2015
Tanto autoridades del estado de Durango como la PGR, la Sedena y la Marina han recibido reportes o denuncias de que Santiago Cháidez Jiménez, alcalde de Canelas –localidad situada en el Triángulo Dorado del Narcotráfico–, mantiene a esa región en un ambiente de terror en procura de sus intereses y los de El Mayo Zambada. Incluso le atribuyen la autoría intelectual de al menos una veintena de asesinatos y desapariciones en los dos años que lleva de gestión, y lamentan que ninguna de las instituciones a las que han recurrido haya hecho nada al respecto. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Canelas, un municipio de Durango situado en las cumbres de la Sierra Madre Occidental y adscrito al llamado Triángulo Dorado del Narcotráfico, lleva dos años sacudido por hechos de violencia que no cesan y que permanecen en la impunidad. Su alcalde, Santiago Cháidez Jiménez, quien tomó posesión de su cargo el 31 de agosto de 2013, es acusado de dirigir a un grupo de sicarios que levanta, desaparece y asesina a los lugareños que se niegan a pagar “cuota” o no son afines a sus intereses políticos. Dos días después de ocupar su puesto, la Fiscalía Estatal recibió la primera de las denuncias que tiene en su contra, las cuales le atribuyen la autoría intelectual de la desaparición y asesinato de una veintena de personas. Santiago Cháidez es señalado como líder de una célula del Cártel del Pacífico que opera en Durango, y se le atribuye haber estado bajo las órdenes de los hermanos Felipe, El Señor de la Sierra; José Luis El Arqui y Alejandro Cabrera Sarabia. Al primero, quien fue identificado como jefe de plaza en la entidad y como operador de Ismael El Mayo Zambada, se le detuvo en diciembre de 2011, y entonces José Luis asumió el mando hasta ser abatido en enero de 2012. Desde su muerte, Alejandro tomó el control. La relevancia de los hermanos Cabrera Sarabia dentro del Cártel del Pacífico es de tal magnitud que en marzo de este año el gobierno de Estados Unidos congeló sus bienes. En sus presuntas funciones de lugarteniente de El Mayo Zambada en la entidad, Felipe fue acusado de controlar el cultivo de amapola y mariguana, además de dirigir el transporte de esta droga y de heroína al país del norte. Desde 2007, el municipio de Canelas atrae la atención mediática por haber sido el escenario del romance entre Joaquín El Chapo Guzmán Loera y Emma Coronel Aispuro, quien en ese tiempo apenas tenía 18 años (Proceso 1609). Ella era sobrina de Ignacio Coronel Villarreal, quien hasta su muerte, en julio de 2010, controló Canelas para el Cártel de Sinaloa. (El 15 de agosto de 2011, en la ciudad estadunidense de Lancaster, condado de Los Ángeles, la joven, actualmente de 26 años, dio a luz a dos mellizas hijas de El Chapo Guzmán.) En tiempos de Ignacio Coronel, Canelas nunca tuvo el nivel de violencia que se ha producido durante los dos años de administración del alcalde Santiago Cháidez. Todo empezó en junio de 2013... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2027 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios