Colima va otra vez a las urnas tras guerra de lodo de 35 días

sábado, 16 de enero de 2016
COLIMA, Col. (proceso.com.mx).- Tras la anulación de la elección de gobernador del pasado 7 de junio —a raíz de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) estimó acreditada la intervención ilegal del gobierno estatal a favor del candidato del PRI—, la ciudadanía regresará a las urnas este domingo 17, luego de un periodo de 35 días de campaña en el que los principales candidatos y partidos protagonizaron una guerra de lodo que incluyó aspectos de la vida privada. De poco valieron los llamados del Instituto Nacional Electoral (INE) a la civilidad y al respeto de la legislación de la materia, pues de manera abierta o soterrada el PRI y el PAN, con participación menor de Movimiento Ciudadano, hicieron de la descalificación mutua de sus contendientes una de sus principales armas de campaña. Algunos de los señalamientos que se lanzaron estos candidatos versaron sobre la supuesta implicación con el narcotráfico, con redes de prostitución y trata de personas, con accidentes automovilísticos en los que habrían abandonado a sus víctimas, con adicciones, así como cuestionamientos por la supuesta orientación sexual, etcétera. Todavía este viernes 15, cuando ya había concluido la etapa de promoción del voto, el Consejo General del INE hizo un llamado a los actores políticos, partidos y candidatos a que “se apeguen escrupulosamente a la normatividad electoral y respeten con puntualidad el periodo de reflexión que mandata la ley para estos días, en los que está prohibido todo acto de proselitismo electoral y las restricciones legales para el día de la jornada electoral”. La noche del miércoles 13, momentos después de los actos de cierre de campaña, empezó la distribución domiciliaria de panfletos en los que se anunciaba la supuesta declinación del candidato de MC, Leoncio Morán Sánchez, a favor del panista Jorge Luis Preciado Rodríguez, situación que fue desmentida de inmediato por el primero a través de un video en el que condenó la estrategia atribuida al blanquiazul. Al día siguiente, el PRI denunció la destrucción de al menos ocho anuncios espectaculares de su candidato, José Ignacio Peralta Sánchez, en los municipios de Tecomán, Villa de Álvarez y Colima, que “la pudieron haber realizado militantes y simpatizantes del candidato del PAN”, pues “en espacios donde había anuncios del abanderado panista, del candidato de Movimiento Ciudadano y de nuestro candidato, sólo los de Jorge Luis Preciado no fueron afectados”. La tarde del jueves circularon en las redes sociales versiones de la llegada al estado de un tráiler, que chocó en el municipio de Cuauhtémoc, cuyo conductor fue grabado por militantes panistas cuando decía que trasladaba despensas. El viernes 15 por la mañana el coordinador de la fracción parlamentaria del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Antonio Cortés Mendoza, demandó a las autoridades estatales y federales “sacar las manos” de la elección de Colima, luego de que se detectó el tráiler, placas 02649T, con las supuestas despensas que serían utilizadas para comprar el voto a favor del PRI. El legislador, quien se encuentra en esta ciudad al frente de un grupo de diputados en apoyo al candidato panista, denunció que a pesar de que el conductor informó que transportaba despensas el Ministerio Público se negó a abrir la caja. “Hacemos un llamado respetuoso al gobierno federal y al gobierno del estado para que respeten la veda electoral y no caigan en la tentación de hacer nuevamente este tipo de prácticas; se ha especulado sobre el contenido de la carga, es por ello que consideramos que es inaudito que el MP se niegue a abrirlo y ver cuál es el contenido”, señaló Cortés. En un comunicado, el PRI desmintió “la versión perversa que ha circulado en redes sociales, respecto a que la detención de un camión supuestamente cargado con despensas, tendrían como destino el PRI”. El tricolor mencionó que “Fernando Bretón Mora, que en su cuenta de Twitter se ostenta como Director de Difusión del Senado de la República, fue la persona que, vía Whatsapp informó la detención del camión e inició la versión de que las despensas pertenecen al Revolucionario Institucional”. A la vez, el PRI condenó que cinco alcaldes panistas con licencia “promueven al candidato de su partido amenazando al electorado, pues aseguran que sólo podrán cumplir las promesas que ellos hicieron en campaña si Preciado gana la elección”. Por su parte, el viernes al mediodía los presidentes del Consejo Estatal y del Comité Ejecutivo Estatal del partido Movimiento Regeneración Nacional, Vladimir Parra Barragán y Sergio Jiménez Bojado, se deslindaron de las declaraciones de Salomón Sierra Gallegos, consejero estatal, quien llamó a sumarse a la campaña del candidato del PAN. Tras reiterar a la militancia y a la sociedad colimense que Morena Colima “no pactará con ningún partido de la mafia del poder”, refrendaron la candidatura de su partido, encabezada por el general Francisco Gallardo Rodríguez. El candidato del Partido Encuentro Social, Gerardo Galván Pinto, desde antes de terminar el periodo de campañas se vio envuelto durante esta semana en una polémica al interior de su partido, luego de que el dirigente nacional de éste anunció su declinación a favor del priista José Ignacio Peralta, pero el candidato expresó públicamente su desacuerdo con la decisión y se negó a renunciar a la candidatura. Martha Zepeda del Toro, la candidata del PRD, fue la única que no se vio involucrada en conflictos ni acusaciones en la última etapa de la campaña o en el periodo de veda electoral. De acuerdo con el INE, a lo largo del proceso electoral, hasta el viernes 15, los partidos políticos habían presentado 71 quejas por presuntas violaciones a la ley por parte de sus adversarios, de las cuales 31 se presentaron a nivel central y 40 en las instancias locales. Los números de la elección Con una duración de 11 semanas desde que se emitió la convocatoria hasta el día de la jornada electoral, el proceso extraordinario de Colima tendrá un costo total cercano a 30 millones de pesos, según datos preliminares dados a conocer por el secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina. De esa cantidad, la aportación del gobierno estatal es de 10 millones de pesos, la del INE es de casi 14 millones, mientras que las prerrogativas entregadas a los partidos políticos suman 3.8 millones. La lista nominal se encuentra integrada por 498 mil 531 votantes, de los que en el proceso anterior votaron cerca de 299 mil. En la jornada del domingo serán instaladas 903 casillas, todas con plantilla de Código Braille, en las que participarán 6 mil 321 funcionarios, 13 mil 600 representantes de los partidos políticos y 482 observadores electorales, de los que casi 90 por ciento fueron registrados por una asociación de abogados vinculada al PRI. Habrá 28 agentes del Ministerio Público para la recepción de denuncias de delitos electorales. Además de las encuestas de salida que realizarán algunas empresas que se registraron, y del Programa de Resultados Electorales Preliminares, el INE contrató la realización de un conteo rápido que se basará en los resultados de 450 casillas —prácticamente la mitad de las que se instalarán—, cuyos resultados serán dados a conocer entre las 21:30 y 22:30 de la noche, con el propósito de dar mayor certeza a la elección. De acuerdo con el consejero electoral Edmundo Jacobo, en lo que se refiere a las medidas de seguridad, por tratarse de una elección local la presencia del Ejército y de la Armada no será la misma que en un proceso federal, pero se acudió a las instancias locales, tanto de la policía estatal como municipal para garantizar la seguridad del proceso electoral. No obstante, señaló, también se contará con el apoyo de la Policía Federal como un soporte solicitado por el propio Gobierno del estado, como está dispuesto en los convenios que tiene cada una de las entidades del país, por lo que “está garantizada la seguridad y la organización para que todos los ciudadanos puedan acudir a las urnas con tranquilidad el próximo domingo”. La noche del viernes, el gobernador Ramón Pérez Díaz realizó por su parte un llamado a toda la sociedad colimense a que de manera conjunta se construya una elección tranquila y ejemplar, que se constituya en una verdadera fiesta cívica. Expuso que el Poder Ejecutivo asume su responsabilidad de garantizar la seguridad pública para la población el día de los comicios, por lo que las instituciones relacionadas con el tema se reportan listas para este domingo 17 de enero. Ramón Pérez detalló que ha existido plena coordinación entre el Gobierno del Estado y el Instituto Nacional Electoral (INE) para trabajar de manera coordinada y que se pueda garantizar a la población que ejerza su derecho al voto en total libertad.

Comentarios