Escalan asesinatos y psicosis por secuestros en Morelos

sábado, 16 de enero de 2016
CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- La violencia ha escalado en la entidad, pues en los primeros 15 días del año se han registrado al menos 25 asesinatos violentos, entre ellos el de la alcaldesa de Temixco Gisela Mota Ocampo y dos menores de edad; además, se denunciaron dos secuestros, el de una adolescente y el del presidente municipal de Olinalá, Guerrero, Saúl Apreza Patrón. En contraste con 2015, el año que comienza ha registrado el doble de homicidios entre el 1 y el 15 de enero, con 25 casos en comparación con los 11 que se registraron el año anterior. De acuerdo con la información disponible, al menos cinco mujeres han sido asesinadas. El caso más sonado es sin duda el de Mota Ocampo, quien fuera asesinada por un comando en su propio domicilio y frente a su familia. De este homicidio se registró la detención de tres personas, quienes en sus primeras declaraciones confesaron que habían asesinado a otras personas y que las habían colocado en una fosa clandestina, misma que fue ubicada por las autoridades el lunes 4 en la colonia La Palma del poblado de Alpuyeca, en el municipio de Xochitepec. Además, se registraron dos balaceras, la primera en la colonia Sacatierras, de Cuernavaca, el sábado 9, en el que perdió la vida un hombre de 33 años y resultó lesionado su acompañante. La otra refriega ocurrió en la colonia Satélite, también en la capital, donde un comando atacó desde un taxi a una familia, resultando muerto en el lugar un niño de 13 años, y una menor de 10, y su padre en el hospital. Este viernes se había reportado el homicidio más reciente. Se trata del hallazgo del cuerpo de una persona calcinada dentro de un vehículo en la colonia Lázaro Cárdenas, en el municipio de Cuautla. El reporte se registró pasadas las ocho de mañana de este viernes. Al lugar acudió personal de Servicios Periciales, quienes realizaron el levantamiento del cuerpo. La víctima estaba en posición fetal con las manos y los pies flexionados; vestía una camiseta blanca y una camisa a cuadros color azul, ambas calcinadas en 90%. Personal de la Fiscalía presumió una edad de entre 30 y 35 años. En el lugar no se encontró identificación. Secuestros En el caso de los secuestros, hasta el momento se tiene información de dos casos. El primero corresponde a una menor, de nombre Yamile Sinahí, de apenas 12 años, ocurrido en Tlaltizapán, en el sur de la entidad, el pasado lunes 11, cuando se dirigía a su escuela, la secundaria Enrique González Aparicio, ubicada en Zacatepec. Cerca de las siete de la mañana la menor caminaba por la calle Reforma de la comunidad de Santa Rosa 30, en Tlaltizapán, cuando fue subida a la fuerza por un grupo de sujetos a un Sentra azul marino, con placas de circulación del estado de Guerrero HCE 4362. El automóvil fue abandonado a unos tres kilómetros del punto en el que fue raptada la adolescente. Según las primeras investigaciones, tras el operativo que iniciaron la Policía Federal, la estatal y el Ejército Mexicano se desprendió que posiblemente los perseguidos raptores tomaron rumbo al cerro de Tlaltizapán, por el rumbo de la unidad habitacional Las Juntas. Dos días después la Fiscalía General de Justicia lanzó la alerta ámber con las características de la menor y el lugar de la desaparición. “Se considera que la integridad de la adolescente se encuentra en riesgo toda vez que puede ser víctima de la comisión de un delito”, destacó la dependencia en un comunicado. La alerta fue dirigida a las procuradurías de cada estado y la Ciudad de México. Hasta este jueves por la tarde, los captores no solicitaban rescate por la menor de edad. Sin embargo, esta semana, las escuelas de la zona sur, particularmente de los municipios de Tlaltizapán, Zacatepec y Jojutla, han registrado una movilización de maestros y padres de familia, quienes lanzaron una “alerta ciudadana” por el “robo de infantes”. La angustia se extendió entre los padres este viernes, luego de que fue reportado el intento de secuestro de otra menor, alumna de la secundaria técnica ubicada en Jojutla. Las escuelas del sur del estado exhiben cartulinas de denuncia e incluso han convocado a juntas para informar a los padres de familia que tengan cuidado con “una camioneta color blanco, con placas (de circulación del estado de Morelos) PYC-27-99 (modelo Dodge) Journey”, en la que viaja un grupo de individuos que presuntamente estarían detrás del “robo de niños”. Es el caso del jardín de niños “Pilli”, ubicado en Zacatepec, cuya encargada, la profesora Almendra Sánchez Gutiérrez, dijo que el pasado lunes a través de mensajes y fotografías se coordinaron con otras escuelas para alertar sobre esta situación, por lo que se han extremado las medidas de seguridad, como la vigilancia de padres de familia y la entrega de los menores directamente a sus progenitores, “precisamente para que tengan las medidas preventivas con sus niños y evitar riesgos, porque sabemos que tienen hijos en niveles superiores”. En tanto, en la primaria “Revolución Agraria de Zacatepec” la profesora encargada Diana Laura Román Esquivel informó que cuando los padres de familia se dieron cuenta del caso de la niña raptada en Tlaltizapán se organizaron para formar comités de vigilancia en la entrada y salida de clases para tener un mejor control de los infantes. Los letreros, alertas y acciones coordinadas se multiplican en la zona sur. Bandas en la zona oriente El otro secuestro denunciado fue el que ocurrió entre el martes 12 y el miércoles 13, cuando una banda bien organizada de plagiarios retuvo por varias horas a Saúl Apreza Patrón, alcalde de Olinalá y hermano del secretario de Finanzas del gobierno de Guerrero. El hecho ocurrió en las cercanías de Chinameca, cuando el edil se dirigía desde su municipio en Guerrero hacia la Ciudad de México, luego que uno de sus neumáticos sufrió una avería y junto con su chofer debieron detenerse para cambiar la llanta. Ahí fueron cercados por un comando, que los retuvo y exigió el pago de un rescate y, luego del pago convenido, los liberó en Cuautla. De último momento, el gobierno morelense hizo público un comunicado de prensa en el que se recogen declaraciones del secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, quien niega que el secuestro haya ocurrido en esta entidad. El funcionario dijo que hubo una confusión del alcalde de Olinalá, y que no fue secuestrado en Chinameca, sino en Amecameca, Estado de México. Sin embargo, donde no hubo confusión fue que Apreza Patrón fue liberado por sus captores el miércoles por la mañana. Y es que de acuerdo con los habitantes de Ayala, al oriente de Morelos, las carreteras de esa zona, que va de Tlaltizapán, Ayala, Cuautla, Yecapixtla, Atlatlahucan y que comunican con los poblados mexiquense de Amecameca y Ozumba, son controladas por bandas delincuenciales dedicadas al robo y secuestro exprés. Pobladores relataron que “después de las 20:00 horas es peligroso transitar por las carreteras que comunican a los pueblos de Chinameca, Santa Rita, San Rafael (Tlaltizapán), San Vicente de Juárez, Chivatero, Moyotepec, Anenecuilco, El Hospital (Cuautla) y Cocoyoc en Yautepec”, debido a que los asaltantes “te ponen obstáculos o implementos para pinchar llantas, con la finalidad de detenerte y facilitar el robo o secuestro exprés, por el que piden cantidades inferiores a las de un secuestro común”, señaló un chofer de taxi. Los denunciantes señalaron que las unidades del Mando Único que operan en el municipio desde el 2014 ni son suficientes y mucho menos eficaces con la aplicación de un operativo para disminuir la delincuencia en la zona, ya que no se les ve por la noche, mucho menos en horas de la madrugada para vigilar la carretera.

Comentarios