Candidatura indígena del EZLN en 2018 minaría a AMLO, considera Álvaro Delgado

miércoles, 26 de octubre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- La decisión del Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de buscar una candidatura independiente, encabezada por una mujer indígena, de cara a las elecciones presidenciales del 2018, “es sólo una maniobra de carácter político”, consideró el periodista Álvaro Delgado. Durante la presentación de su libro titulado El Amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas, el reportero de la revista Proceso manifestó que el anuncio zapatista llama la atención porque el EZLN ha sido más crítico con Andrés Manuel López Obrador que con Carlos Salinas. Además, hizo una comparación, en el sentido de que “López Obrador se parece a Marcos, es mesiánico y está en contra de las instituciones”, entonces, todo lo que implique hoy minar al principal adversario, que es Andrés Manuel, va a tener cierta resonancia (y) la afectación será en términos políticos y mediáticos”. Ante un abarrotado casino del Teatro Macedonio Alcalá, Delgado Gómez aclaró que el hecho de que el EZLN lance a una mujer indígena como candidata presidencial “me parece positivo, pero en este caso del anuncio que hace el exsubcomandante Marcos llama la atención que se lance y haga una definición política ahora, como la que hizo en 2006, cuando comparó a AMLO con Hitler”. Y agregó: “Marcos ha sido más crítico con Obrador que con Salinas, y llama a Margarita Zavala ‘Calderona’, lo que le resta seriedad”. Invitado por integrantes de Plataforma, Oaxaca solidario, el autor de los libros El Yunque: La ultraderecha en el poder y El ejército de Dios: Nuevas revelaciones sobre la extrema derecha en México, se preguntó si de veras el EZLN va a deponer lo que está en su origen, la vía armada, y si realmente va a buscar el registro de su candidata con todas las miles de firmas que exige la ley electoral para su registro, o es sólo una maniobra de carácter político, y su respuesta fue que más bien es lo segundo. También mencionó que el EZLN y Marcos en específico quieren incidir en la elección, y está bien que lo hagan, sin embargo, va a afectar a una candidatura de la izquierda, y lo más seguro es que sea particularmente a López Obrador. Aunque, aclaró, “su afectación no sería tanta porque quienes hoy simpatizan con el EZLN son menos mexicanos, incluyendo menos indígenas, esa es la realidad de las cosas”. Luego insistió en que “no está mal que haya una candidatura indígena, pero va a traer capucha (la candidata), hasta eso. Quiero ver si efectivamente se va a dirigir a las instituciones y si va exigir condiciones de equidad”. La intención, abundó, es minar a López Obrador, quien ahora que ya no está el exlíder venezolano Hugo Chávez, ahora buscan comparar al político tabasqueño con el candidato republicano estadunidense Donald Trump, “y al rato se va a parecer al presidente de Turquía o a Vladimir Putin”. Luego de aclarar que no defiende al presidente nacional de Morena, lo cierto es que la coalición de intereses de 2006 y 2012 ya se alinea para un “nuevo amasiato” rumbo al 2018. Respecto de Margarita Zavala, opinó que “es nada, salvo que por ser exprimera dama cuente como elementos de capacidad gobernativa. Ha sido diputada local, pasó y nadie la recuerda, y en 2003 a 2006 fue diputada federal y se sumó al aval del Pemexgate. Además, “si la escuchan hablar, no articula una sola idea, porque no la tiene. Entonces, el panorama es tremendo, salvo que haya un amasiato entre Felipe Calderón y Salinas de Gortari”, alertó Álvaro Delgado.