Castillo Cervantes, el empresario con negro historial delictivo

sábado, 19 de noviembre de 2016
En diciembre de 2005, las autoridades de Texas abrieron una investigación contra el empresario Luis Carlos Castillo Cervantes en la que documentan la red de complicidades que tejió con funcionarios y gobernadores de varias entidades, incluido el mexiquense Enrique Peña Nieto, a quien presuntamente entregó dinero para el financiamiento de su campaña presidencial de 2012. Finalmente, Castillo fue capturado en MacAllen, Texas, el martes 8 y ahora tendrá que responder por los múltiples delitos que se le atribuyen. Llegó la hora de las preguntas... y de las revelaciones. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El martes 8 fue detenido el empresario coahuilense Luis Carlos Castillo Cervantes en McAllen, Texas. Relacionado con exgobernadores priistas y funcionarios de Estados Unidos, la Corte del Distrito del Sur de ese estado lo acusa de fraude bancario, posesión de fondos robados, soborno a un funcionario público, malversación, robo y desfalco de fondos públicos, cometidos entre 2006 y 2014. De entrada, las autoridades le confiscaron 36 millones de dólares y el Learjet matrícula N134CG. El expediente del caso –el C-16-802–, llevado por la División de Corpus Christie, señala: “Parte del esquema y del ardid, era que los acusados falsearan sus fuentes de ingresos para mover el dinero de México a Estados Unidos, con el fin de abrir y alimentar múltiples cuentas en el Inter National Bank y el J. P. Morgan Chase Bank”. El 4 de diciembre de 2005, días antes del periodo que abarca la investigación de la corte texana contra Castillo Cervantes, Proceso publicó el reportaje “Amigo del dinero”, firmado por la reportera Gabriela Hernández, en el que se describe con detalle la red de complicidades que el empresario estableció en México y en la frontera sur de Texas; así como la propiedad de algunos bienes que en las últimas dos semanas le fueron confiscados en Estados Unidos, incluido el jet. Firmado en Mission, Texas, el reportaje consignó que a Castillo Cervantes se le atribuyen un presunto enriquecimiento logrado gracias a sus relaciones con exgobernadores mexicanos, entre ellos el mexiquense Enrique Peña Nieto –actual presidente de México–, quien lo conoció gracias a Alfredo del Mazo. Otro personaje clave es Enrique Martínez y Martínez, primer secretario de Agricultura y Ganadería del actual gobierno de Peña Nieto. Martínez y Martínez fue gobernador de Coahuila de 1999 a 2005 y hoy es embajador de México en Cuba. También se menciona a quien lo sustituyó en la gubernatura, Humberto Moreira Valdés, quien actualmente es investigado por la Procuraduría General de la República (PGR). Otros exmandatarios cercanos al detenido son el tamaulipeco Eugenio Hernández Flores, acusado de delincuencia organizada por la PGR; el regiomontano Natividad González Parás, y el veracruzano Fidel Herrera Beltrán, quien hoy es cónsul en Barcelona, España. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2090, ya en circulación