Diputados disfrazan su autobono de $150 mil como "pago a personal"

lunes, 12 de diciembre de 2016
Los diputados federales proyectaron regalarse un bono decembrino de 150 mil pesos, que bautizaron como “apoyos a personal”. Sin embargo, los legisladores ya reciben dinero para este rubro como parte de sus ingresos mensuales. Y por si fuera poco, existen otras dos partidas para lo mismo, una llamada “subvención para honorarios de grupos parlamentarios”, y otra registrada como “subvención de apoyo para el personal de grupos parlamentarios”. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Los 500 diputados federales de la LXIII Legislatura han pasado del discreto dispendio de recursos federales a la rapacidad. Este fin de año no sólo planearon regalarse 75 millones de pesos adicionales a su salario mediante una partida bautizada como “apoyo a sus gestiones y su personal”, sino que se asignaron al menos otras dos millonarias subvenciones para supuestamente cumplir el mismo objetivo: pagarle a sus empleados. Los 500 diputados federales reciben carretadas de dinero mes a mes: mientras ellos tienen un sueldo mensual de 148 mil 325 pesos, 7 millones 854 mil trabajadores mexicanos apenas percibieron 2 mil 264 pesos con 24 centavos al mes durante 2016, según reveló la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) difundida en mayo pasado. De acuerdo con ese análisis, este año se agregaron 1 millón 237 mil mexicanos al grupo que gana el salario mínimo. Los ingresos decembrinos de quienes perciben el sueldo mínimo sumarán 5 mil 112 pesos con 80 centavos (considerando el salario y el aguinaldo), en tanto que cada uno de los 500 diputados federales puede obtener, sólo este mes, 438 mil 829 pesos entre salario, bono, aguinaldo y demás ingresos aprobados por los propios legisladores. Esta semana determinarán si se dan el obsequio de los 150 mil pesos o no. De concretarse, violarán los lineamientos de austeridad que ellos mismos se impusieron este 2016. Pero además de los 75 millones que los legisladores podrían recibir a título personal, sus bancadas se repartirán 105 millones de pesos. Los grupos parlamentarios se agasajaron del mismo modo el año pasado. Pagos extras Los 75 millones de pesos mencionados lo conforman sólo los 150 mil pesos de “bono” o “apoyo” que cada diputado puede obtener. Sin embargo, esos millones serían parte de una partida mayor (de 180 millones de pesos) destinada a los ocho grupos parlamentarios de San Lázaro (PRI, PAN, PRD, PVEM, Morena, MC, Panal y PES). En una revisión de los tres informes cuatrimestrales que cada bancada entregó desde septiembre de 2015 a agosto de 2016 a la Secretaría General de la Cámara de Diputados y a la Junta de Coordinación Política, se detectó que entre todos los partidos –menos Movimiento Ciudadano– recibieron una partida extraordinaria por un total de 166 millones 419 mil 353 pesos, autorizada por el “Comité de Administración”, que encabeza la diputada del PRD María Concepción Valdés Ramírez. A MC se le destinaron poco más de 12 millones de pesos pero los rechazó. La suma de estas dos últimas cantidades da los 180 millones de pesos aprobados. Esa partida, reportada oficialmente con el número 4390-6, está en el Manual de la Secretaría de Hacienda, lo cual la hace legal. Se entrega en diciembre, año con año. El 15 de diciembre de 2015, el vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, la explicó así al diario Reforma: “Trabajo bien aquí, hago la parte que me corresponde. Lo que la Cámara fije es lo que nos corresponde a los diputados, lo que no haría es tomar dinero de otra partida que no me corresponde. (…) De los 180 millones de pesos que se entregaron a las fracciones, 75 millones son para que los diputados paguen diversos gastos en sus distritos, como pago a asistentes, compras de regalos y eventos de fin de año. Son remuneraciones que tienes fuera de lo que te cubre la bancada. Se maneja discrecionalmente y es responsabilidad del diputado que lo utiliza. Cada quien lo usa como quiera.” Ese mismo día, el vicecoordinador reveló que todos los fines de año se otorga ese bono adicional (2016 no será la excepción), pero siempre se había mantenido oculto. Incluso dijo que la actual Legislatura decidió bajarle cien mil pesos: “El año pasado (2014) fueron 250 mil pesos. Este año se bajó a 150 mil pesos por cada diputado. Es para el personal que tienes fuera de Cámara. Yo gratifico hasta al personal de limpieza”, expresó el 15 de diciembre de 2015. Los ocho grupos parlamentarios aún no entregan el reporte del cuatrimestre que corre de septiembre a diciembre de 2016, por lo que no figura la cantidad total que se asignarán este año como parte de las “subvención especial del Comité de Administración”. Sin embargo, se prevé que sea la misma cifra. Como sea, el jueves pasado se informó en San Lázaro que en los próximos días el Comité sesionará para discutir si distribuye esos recursos. El viernes 10, Proceso buscó a la titular del Comité de Administración a través del Área de Comunicación Social para que detallara esos y otros gastos, pero no se obtuvo una respuesta. Ostentoso e irregular Al igual que el año pasado, la Cámara de Diputados entregará a los legisladores 150 mil pesos, confirma el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara. Aclara que no es “un bono”, sino un recurso “de apoyo para sus gestiones y de su personal”. Paralelamente “recibirán lo que les corresponde legalmente y a lo que tienen derecho, que es el aguinaldo…y quizá, adicionalmente, con el objeto de apoyar sus gestiones y a su personal, como una medida de fin de año, recibirán 150 mil pesos por diputado”. El diputado de MC Manuel Espino, antes panista (llegó incluso a la presidencia de ese partido), fijó su posición mediante un video que circula en las redes sociales: “No permitamos que los diputados reciban el bono escandaloso, ostentoso, ilegal e inmoral que pretende la mayoría de los legisladores recibir, cuando ya tienen su aguinaldo, su dieta, cuando tienen un ingreso mensual satisfactorio muy superior al que recibe la mayoría de los mexicanos.” El expanista Manuel Clouthier –hoy en día el único legislador independiente en San Lázaro– grabó un reclamo muy parecido: “No es lo mismo Juan Domínguez que mírame y no me chingues. Ya el año pasado los diputados se autorizaron un bono de 150 mil pesos. Le tenemos que poner un alto de una vez (…) a esta autoasignación de recursos injustificada, excesiva y a todas luces ilegal.” El presidente de la Mesa Directiva, el panista Javier Bolaños, aseguró en conferencia de prensa que, de aprobarse el recurso adicional, él no lo aceptaría. En cambio, el coordinador del PRI, César Camacho Quiroz –quien el año pasado aceptó el regalo para su bancada–, evitó dar explicaciones. El pasado jueves 1 soltó que “los diputados tendremos derecho a aquello que la ley permite”, y echó la bolita al PRD: “En última instancia es el Comité de Administración, cuya presidencia recae en el PRD, el que podría dar alguna información adicional”. También remitió al secretario general de San Lázaro. El PAN, a través de su coordinador, Marko Cortés, actuó de la misma manera: “Entiendo que es un tema que está revisando la comisión (sic) de Administración”, dijo en conferencia de prensa. “De aprobarse algo, tiene que ser con plena claridad de para qué es y con una completa acreditación del gasto”. Pero luego justificó: “El grupo parlamentario del PAN lo que hace en estas fechas es, a través de nuestras oficinas de gestión ciudadana, apoyar con juguetes para las familias más necesitadas, con cobijas para las zonas de más frío y organizar algunos convivios en algunas colonias”. El panista consideró que si el Comité avala tal recurso, lo debe hacer con reglas claras, “y tendrá que ser para las oficinas de atención ciudadana”. –¿Es una asignación como la del año pasado? –se le preguntó en conferencia de prensa. “Claro que no”, respondió. Morena, a través de su vicecoordinador, Virgilio Caballero, dijo que ellos no aceptarán los 150 mil pesos. Lo mismo anunció el coordinador de MC, Clemente Castañeda. Ambos consideraron un insulto recibir tal dinero, pues los legisladores ya tienen un salario y otras prebendas. Ambos coincidieron en que por la situación que vive el país los mexicanos no se merecen “una burla” así. Cuatro asignaciones para lo mismo El vicecoordinador del PRI, Ramírez Marín, explicó el pasado día 8 en rueda de prensa que han sido los propios legisladores quienes han pedido los recursos adicionales: “Los diputados han planteado estas necesidades y tiene que revisarse”. Sin embargo, de nuevo se puso a PRD al frente de tal responsabilidad: “Es una decisión del Comité de Administración”. En cuanto al objetivo del bono, Ramírez Marín apuntó que es para “afrontar los pagos de fin de año que corresponden a eventos que tienen que ser comunitarios y a las remuneraciones de personal no adscrito a la Cámara de Diputados, que normalmente se solventan a lo largo del año, pero se requiere una aportación adicional a fin de año. No es un regalo para los diputados”. Sin embargo, el presupuesto para tales actos y erogaciones se entrega mes a mes a los diputados: además de su dieta (de 78 mil 817 pesos) reciben 28 mil 772 pesos para “atención ciudadana”, es decir, para el pago del módulo ciudadano que deben instalar en su distrito, según detalla el vicecoordinador de Morena, Virgilio Caballero. Por lo que atañe al pago de los empleados del grupo parlamentario, el presupuesto contempla otra partida, la 4390-4, catalogada como “subvención para honorarios de grupos parlamentarios”. Sólo en el cuatrimestre de septiembre a diciembre de 2015, esta asignación sumó 16 millones 357 mil 180 pesos. Pero no sólo eso. Hay una partida más, la 4390-5, llamada “subvención de apoyo para el personal de grupos parlamentarios”. En el mismo cuatrimestre, esta asignación llegó a 6 millones 135 mil 690 pesos. La partida de donde salen los 150 mil pesos para cada diputado es la 4390-6, y en los reportes de las bancadas no se explica cuál es la diferencia entre estas tres asignaciones. Por lo anterior, los diputados están violentando sus lineamientos de “racionalidad, contención, austeridad y trasparencia presupuestal”, que ellos mismos se impusieron y publicaron el 29 de febrero de este año en el Diario Oficial de la Federación. Ahí se establece que, en “servicios personales (…) se suspenderá la creación de plazas, (…) las contrataciones de personal deberán reducirse al mínimo indispensable” y “las promociones, compensaciones, estímulos y, en general los pagos al personal deberán sujetarse a la normatividad aplicable, plantillas, tabuladores y presupuestos autorizados”. Así, cada integrante de la casta legislativa de México –que sólo sesiona dos veces por semana, de 11 de la mañana a 3 de la tarde, y eso únicamente por siete meses y medio al año– recibirá 438 mil 829 pesos en diciembre. En total, lo que han recibido los diputados de esta legislatura suma mil 119 millones 387 mil 663 pesos.

Comentarios