En 2016, más desaparecidos, campaña contra activistas y un Estado indolente

sábado, 31 de diciembre de 2016
Las decenas de miles de desaparecidos en México –casi 30 mil– evidencian que el Estado nacional ha sido absolutamente rebasado. En este contexto, los familiares de las víctimas exigen lo evidente: que el gobierno solicite el apoyo internacional, que siga las recomendaciones que ya existen y que muestran caminos viables a seguir, que se den pasos para abatir la corrupción y que identifique a los 15 mil restos humanos que la sociedad civil ha encontrado. La respuesta oficial se parece mucho al desprecio. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Con más de 28 mil desaparecidos y 19 mil homicidios dolosos, 2016 concluye como uno de los años más violentos de la década. Estos datos advierten respecto de la urgencia de apoyo internacional para cambiar las políticas públicas que arrastra el país. En entrevistas por separado, Édgar Cortez Morales, miembro del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD), y los hermanos Juan Carlos y Miguel Ángel Trujillo Herrera, integrantes de Familiares en Búsqueda, alertan sobre el estancamiento y, en algunos casos, el agravamiento de la crisis humanitaria que padece México. El balance es pesimista, dice Édgar Cortez, decano del movimiento de derechos humanos en México, quien comparte a Proceso una lista de temas en esa materia que han sido desestimados por el gobierno de Enrique Peña Nieto y el Congreso federal. La impunidad lacerante, la corrupción generalizada, la riesgosa permanencia de las Fuerzas Armadas al frente de la seguridad pública, la dilación para legislar contra las desapariciones y la tortura, la campaña contra defensores de derechos humanos (encabezada por Isabel Miranda de Wallace y tolerada por la administración peñanietista) son asuntos que dibujan un panorama desalentador, apunta Cortez. Y puntualiza: “No veo elementos que vayan a generar un cambio”. Resalta que en años anteriores el gobierno de Peña Nieto optó por descalificar las observaciones de organismos internacionales, aunque en 2016 optó por escuchar todos los señalamientos pero sin aceptar ninguno. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2096, ya en circulación

Comentarios